Hermoso paisaje de Noruega - Fotografía de Christer Forsling

Hermoso paisaje de Noruega - Fotografía de Christer Forsling
Hermoso paisaje de Noruega - Fotografía de Christer Forsling


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

lunes, 24 de julio de 2017

Días y amores

Estimados amigos de Contrastes, como cada semana, desde hace ya siete años, nuevamente estoy aquí para ofrecerles una nueva edición de Contrastes. Como siempre, les invito a leer mis poemas y apreciar el arte fotográfico del artista ruso  Anatoly Gladkov y la impresionante pintura del genio holandés Vincent Van Gogh.
Pero antes de entrar en materia, quiero contarles que mi sobrina Lorena Figueroa B. ha vuelto a activar su blog “La quebrada de oro” que estuvo en receso por un largo periódo de tiempo debido a los estudios de medicina que mi sobrina adelanta en La Universidad del Valle de Cali, Colombia.
Les recomiendo visitar este espacio cultural de mi joven y querida Poeta Lorena porque les va a encantar, de eso estoy seguro.

El enlace a “La quebrada de oro” es el siguiente:


Después de esta recomendación entremos en materia.

Fotografía del artista ruso Anatoly Gladkov.


¡Ay, amor!


¡Ay, amor!,
hazte dueña de mi carne
que es el templo anfitrión
para tu flama siempre viva,
al altar sagrado
para honrar los besos,
la hostia para tu boca,
el vino consagrado
para calmar tu sed.
¡Ay, amor!,
navega en mis sueños,
mira el faro luminoso
que guía tus instintos;
ábrete a la llama ardiente
que busca tus entrañas,
ama mi sur de tus pasiones,
anida en mi cuerpo y en mi alma,
quédate embriagada, aquí,
en la explosión vital de la libido.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

Los comedores de patatas (1885) - Obra de Vincent 
Van Gogh.


Días inconclusos


Hay días inconclusos,
días de sol a medio ocaso,
de virtudes desteñidas,
de lunas huérfanas
de recién enamorados;
días de horas inconclusas,
de malabaristas soñadores
sudando la muerte por la piel,
de girasoles inmóviles
ante la larga ausencia
de Van Gogh,
de la memoria que traiciona.
Hay días inconclusos,
faltos de horas, de minutos,
días crucificados en el cenit
de los fantasmas
de los hombres.
Hay días inconclusos,
de lluvias a medias,
de poetas sin versos;
hay días pusilánimes
en los que el hombre
proclama su incapacidad
de hacer historia.


Gustavo Figueroa velásquez
©
Cien años de Violeta Parra en el Teatro Colón 
de Buenos Aires, Argentina.