El gran meandro del río Colorado, en el Gran Cañon, Estados Unidos - Foto tomada de cdn.traveler.es

El gran meandro del río Colorado, en el Gran Cañon, Estados Unidos - Foto tomada de cdn.traveler.es
El gran meandro del río Colorado, en el Gran Cañon, Estados Unidos - Foto tomada de cdn.traveler.es


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 30 de mayo de 2010

Verde estival

Gavleån (Rio Gävle) en Gävle, Suecia.


Verde estival


Verde estival, atardecer soleado,
por las calles corre un bochorno,
los árboles duermen su siesta,
el viento huye y Gävle se aletarga.

Hay un cielo de contrastes brillantes,
es una bóveda celeste, plena de paz,
algunas mantas de algodón muy níveo
parecen un archipiélago en lo alto.

Verde estival, verde escandinavo,
en este puerto aletargado por los años,
dejo huellas como besos en la tierra
y mis lágrimas para que no tenga sed.

A lo lejos un velero parece una gaviota,
son las cuatro, ardiente está la tarde,
Gävle bosteza monótona y extraña
y un aroma de café inquieta los sentidos.


Gustavo Figueroa Velásquez
©


27 comentarios:

  1. Hola Gustavo, un poema muy hermoso
    lleno de imagenes y colores,que envidia,
    aca yo muero de frío,muy bella imagen.
    Un abrazo grande que estes bien.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito Gävle Gustavo, un sitio ideal para un poeta soñador... ¡bello poema!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Realmente muy bello.
    Besos para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  4. Una tarde cálida, la que recorro entre tus palabras...

    Que tengas una feliz semana


    Besos soleados

    ResponderEliminar
  5. Debe ser un estupenda sensaión recibir el aroma de un café en la paz y el silencio de ese atardecer soleado. ¡Qué importante es el café en el devenir de los pueblos. Tenía razón también Celso Emilio Ferreiro, ese magnífico poeta gallego, cuando decía: "No puede haber hambre en el mundo cuando es bien sabido que en todas partes cuecen habas" Un abrazo cordial.

    ResponderEliminar
  6. ¡Maravilloso poema, Gustavo! Estos magníficos versos son, sin duda, la mejor invitación para visitar Gävle‎.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. SoniCamalea:

    ¡Hermoso, muy hermoso!
    Te doy la bienvenida a este sitio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gladys:

    Por fin hoy hemos tenido un día caliente, el verano no ha sido como lo esperábamos pero, bueno, el sol sale y nos alimenta y nos llena de vida.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  9. Mariani:

    Llegué a un sitio ensoñador y aquí sueño y medito el pasado, el presente y el futuro de la humanidad sin olvidarme de mi mismo.
    Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
  10. NV Ballesteros:

    Una tarde cálida y la intensidad de las palabras crean el ambiente propicio para soñar con el paraíso.
    Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  11. Fernando:

    Magnífica frase del poeta gallego, Celso Emilio Ferreiro y que tú citas aquí.
    El café es para mí como esa bebida imprescindible al despertar de cada día, un pretexto para leer un libro, el estimulante para estar despierto cuando ronda el amor; la gloria antes de entrar al paraíso.
    Tus comentarios son vida para mi blog.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Adán:

    Gävle siempre te estará esperando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Vibro de emoción al ser testigo de tu comunión poética con el todo, de tu apostolado del verso y esparcimiento de la semilla estética.
    Excelente fotografía del templo de la música y de la armonía de la obra de lo humano y de la naturaleza es toda una celebración y muestra que la humanidad si puede vivir y convivir respetando el medio ambiente.
    Gran enseñanza esta edición.
    Gracias por tener en cuenta mis intentos de versificación.
    Saludos Poeta!!!

    ResponderEliminar
  14. Dilman:

    Lo dices muy bien...Suecia es una hermosa muestra de que el ser humano si puede vivir en armonía con el medio ambiente; tú lo viviste y sabes lo bello que este país durante todas sus estaciones: el verde del verano es incomparable, el otoño es una policromía inimaginable, el invierno con su nieve, sus largas noches y sus auroras boreales son pura magia y la primavera, aquí, es una sinfonía esplendorosa.
    Por La Casa de la Música (Konserthuset)situada a un lado del Gavleån (El río de Gävle) y de Boulognerskogen, un fascinante parque natural, han pasado grandes artistas como Susana Rinaldi(Argentina), River Dance (Irlanda), Buena Vista Social Club (Cuba), Dúo Yalba (México), Totó la Momposina de Colombia, entre otros.
    Hermano, siempre he pensado que tú llevas dentro un enorme poeta!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. No tengo la dicha de conocer a Gävle, tu hogar desde hace mucho tiempo, pero en la forma que resaltas los verdes y los blancos, la forma con que adornas tu poema, me da una gran idea de la magnitud de su belleza, su diversidad de climas y de lo bien que te sientes en ese tu paraiso.

    ResponderEliminar
  16. Sonia:
    Es sencillamente bello. Quizá algún día nos puedas venir a visitar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Desde luego que tu espacio es el que te pertenece, veo las imágenes y van abrazadas a tus versos, es maravilloso y deliciosamente suave y verde.

    Un abrazo, poeta!

    ResponderEliminar
  18. "Esos ojos que ven lo que tú no ves...
    Esos ojos que miran y no miran, de todos y de nadie..."

    Me ha encantado estas dos frases, y pensaré en ello cada vez que mire esta foto.

    Hacía mucho frío esa mañana, y el agua había inundado la plaza de San Marcos...sólo quedaban tus versos, Gustavo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Penélope:

    San Marcos, el frío y mis versos, parece un poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Precioso con muy buenas imágenes. Felicitaciones! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Alma:

    Gracias por tu visita y tu amable comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Que bello pasear por tus letras Gustavo. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  23. Dijo Gustavo...Verde estival, atardecer soleado,
    por las calles corre un bochorno,
    los árboles duermen su siesta,
    el viento huye y Gävle se aletarga.

    El estío de los árboles nos dejan el reposo de la tranquilidad que emana este bello poema.
    Un saludiño,
    Rosa María
    Rosa

    Te invito a pasar por mi blog y si te apetece te añades a los seguidores

    ResponderEliminar
  24. Poetiza:

    Gracias por tu visita la que siempre es bien acogida.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Rosa María:

    Te doy la bienvenida a mi bitácora y el agredecimiento sincero por tus palabras las cuales me alientan mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar