Pantanal en la frontera de Uruguay y Brasisl. Fuente, Iniciativa Latinoamericana del Paisaje

Pantanal en la frontera de Uruguay y Brasisl. Fuente, Iniciativa Latinoamericana del Paisaje
Pantanal en la frontera de Uruguay y Brasisl. Fuente, Iniciativa Latinoamericana del Paisaje


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Mañana puede ser

Violinist - Original oil painting on canvas by Leonid  Afremov.


Mañana puede ser


Mañana puede ser la luz
o el brillo de un sol omnipotente,
el ocaso de los odios terrenales,
el triunfo del amor y la razón.

Mañana puede ser tu fiesta
o mi verso brillando como un faro;
puede ser la primavera de los campos
o el irresistible ascenso de la paz.

Mañana puede ser el ego
un payaso sonriendo ante un espejo;
la manifestación de los poetas
reclamando una plaza para ser oídos.

Mañana puede ser mi día
y talvez no sepa para qué;
mañana pueder ser posible todo,
mañana es mañana pero hoy es mi día.


Gustavo Figueroa Velásquez
©



14 comentarios:

  1. El ayer el hoy y el mañana son solo variables humanas de lo que es en un infinito e infinitamente. El goce está en ser en el verso, en el éxtasis.
    Un abrazo Poeta!!!

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema, Gustavo. Me ha recordado a Ana Belén, "hoy puede ser un gran día... y mañana también".

    Mientras luchamos para un mañana mejor, intentemos disfrutar el presente.


    Besito
    PD. Me acordé de ti cuando vi a los chavales colombianos en el recreo del instituto, están enfrentados a los ecuatorianos, pero no sé aún por qué, bueno, y los ecuatorianos con los venezolanos... hay mucho que trabajar en este centro.

    ResponderEliminar
  3. Hola
    También se puede leer cambiándolo a "mañana puedo ser" Buen poema.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Gustavo,

    Me encanta especialmente este texto tuyo, porque es un poema, un canto a la esperanza, que es lo único que nos hace vivir, lo que nos da energías para ser cada mejores, es la Esperanza con mayúscula, es la ilusión de que todo puede mejorar, de que todo mejorará. Todo ello, acompañado de esa imagen de la nieve en Suecia, es de lo más sublime que uno se pueda imaginar. Es un canto a la alegría, es la Oda a la Alegría de Schiller, tan bien recogida por Beethoven en la Novena. Es la Esperanza. Es el todo. Es una previsión de lo mejor que nos ocurrirá. Es el Espíritu Absoluto de Hegel, que se manifiesta en forma de poema, que nos llega a través de tu pluma, desde Suecia, amigo Gustavo. Es, en definitiva, y recurriendo a lo que yo escribí recientemente, Una Bacanal de Entusiasmo.

    Te envío un cálido abrazo,

    Antonio

    ResponderEliminar
  5. Olvidé decirte que el otro día nevó aquí en la sierra norte de Madrid, sólo un poquito, pero para mí fue impresionante, nunca había visto los copitos de nieve caer... y me emocioné :)

    Tuvimos un pequeño accidente con el coche, resbaló porque había hielo en la carretera, y chocamos contra la barra de hierro de la carretera, pero no era mucho, íbamos despacio. Y los copitos seguían cayendo y entre los copitos y el susto del accidente, me quedé paralizada sin saber qué hacer.

    Pero bueno, no pasó nada, sólo el susto que se fue rápido por la emoción de ver tanta nieve, todo blanquito y los copos cayendo... Al ver tu foto con la nieve me he acordado de los copitos, qué impresión... qué bonito es ver nevar, no sé porque me emociona tanto la nieve, será porque en Cádiz no nieva (bueno, la sierra sí, pero yo no la había visto nunca).

    Besito

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Sin duda es tú día ¡Poeta de los Tiempos que vendrán!

    Gracias Gustavo por regalarnos estos versos que son como faros luninosos alumbrando el camino, alertando sobre los recodos, acompañándonos en la búsqueda de ese mañana desde el que podamos contemplar el ocaso de los odios terrenales y el triunfo del amor y la razón.

    Un fuerte abrazo Poeta

    ResponderEliminar
  8. Dilman:

    Totalmente de acuerdo contigo.
    Un abrazo.

    Mariola.

    Hay que vivir cada presente porque mañana puede ser tarde.
    Triste eso que cuentas del Instituto.
    Ah, la nieve, ciertamente que es un espectáculo precioso, pero, cuando, como en mi caso que tengo que pasar casi 7 meses de invierno y muchos de eso con nieve, ya deja de ser una maravilla. Hemos tenido temperaturas de menos 16 grados y en el norte de Suecia de menos 25 grados.
    Me alegro de que lo del pequeño accidente sólo haya ocasionado un susto.
    Un abrazo.

    EV.
    Bienvenida a mi espacio. gracias por tu comentario.
    Saludos.

    Don Antonio:

    Su comentario me ha elevado la temperatura del Ego en estos días de intenso frío acá en Suecia. Me sorprende gratamente que mi poema le haya hecho pensar en Schiller y en la Novena Sinfonía de Beethoven y en Hegel. No sé, mi querido Maestro, si usted exagera o su generosidad es infinita, pero, en cualquier caso, repito, me ha elevado mi autoestima y me estimula mucho más en mi trabajo cultural.
    Este sábado, Don Antonio, estaremos, acá en Gävle, rindiendo un tributo de admiración y respeto al Gran Federico García Lorca.
    Reciba un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Mariani:
    Con gente como tú y todos los que aquí escriben podremos, de apoco, ir construyendo ese paraiso soñado en pleno planeta tierra.
    Un abrazo compañera Bolivariana.

    ResponderEliminar
  10. No mañana no... ahoraaaaaa... el mañana tiene alas el hoy toca suelo.

    Que grato leerte.

    Saludos desde mi esencia.

    ResponderEliminar
  11. Amigo Don Gustavo,

    Tiene Vd. una elegancia a la hora de escribir que más de uno, y de una, envidiarían. Juega Vd. divinamente alternando el uso de lívido con el de la libido. Ya me imagino yo a esos expertos en sexología, y en todo, si tenemos que hacerles caso, con el uso y abuso de la libido, sin darse cuenta de que están diciendo otra cosa. Puedo asegurarle que en una emisora importante, la cadena SER Barcelona, los viernes, a las 13.15, sale una señorita que se dedica a darnos consejos sobre cómo debemos actuar sexualmente. Ella habla en Catalán y siempre dice lívido en lugar de libido. Yo he enviado varios mensajes por correo electrónico para que rectifique su pronunciación, pero ni puñetero caso.

    Cada viernes a esa hora suelo ir en el coche, conduciendo, y cuando oigo lívido en lugar de libido, también en Catalán, es que casi me pongo lívido de tanta ignorancia. Y es que no hay peor Maestro o Maestra que el que se cree que lo sabe todo.

    Eso de las mejillas rojas que tiene Vd., según dice, por el frío, ¿no será que tiene Vd., Don Gustavo, la libido subida, por mucho frío que haga en Suecia, porque aquí en España hay el tópico de que las suecas tienen la libido siempre subida? Y, ya se sabe, lo dicen los Médicos, los buenos, que en el Orgasmo, en el momento máximo de libido, se dispara el ritmo cardíaco y la tensión arterial: eso es auténtica libido.

    Reciba Vd. un afectuoso saludo,

    Antonio

    ResponderEliminar
  12. Don Antonio:

    Mi libido siempre está a buena altura y siempre me mantiene dispuesto aunque no tanto por lo de la fama de las suecas que a mi parecer, eso de su libido siempre alta, no es más que un tópico muy mal extendido por el mundo; en realidad, mi estimado Maestro, son tan normales como las otras mujeres del globo, aunque, lógicamente, habrá más de una con más disposición y ardor sexual que otras.Son seres humanos.
    El inicio de su comentario me honra y me llena de orgullo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Querido Gustavo:

    Ya estoy aquí, ya llegué!

    Con el invierno, como tu entrada. Con las palabras que me empujan a llegar primero a donde te abrazan de forma cálida y sincera.

    Ya estoy aquí...

    Besos, abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Penélope:

    Ahora estás ahí cálida y serena.
    Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar