Wengen, Suiza. Foto tomada de internet.

Wengen, Suiza. Foto tomada de internet.
Wengen, Suiza. Foto tomada de internet.


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

lunes, 2 de junio de 2014

No sé si te acordarás

Tomado de internet

No se si te acordarás

¿No sé si te acordarás
de Hiroshima y Nagasaki,
de esos pueblos mutilados
por el hambre y la mentira;
de la luna antes del hombre
o de América antes de la invasión?
¿No sé si te acordarás
del apartheid o de Abu Ghraib,
de las muertes lentas por el hambre,
de La Santa Inquisición
y del perdón de los pecados?
¿No sé si te acordarás
de la democracia y la libertad
antes de la propaganda imperial
o de las lunas de sangre
como el reflejo misterioso
de toda la barbarie humana?
¿No sé si te acordarás
del miserable macarthismo,
del terrorísmo de ayer y el de hoy
de los falseadores de la historia?
No sé si te acordarás,
no lo sé, hermano de la tierra,
pero, bien vale la pena
no morir masticando la ignorancia.

Gustavo Figueroa Velásquez
©

Juan Manuel Serrat - Elegía (Miguel Hernández)

12 comentarios:

  1. Bonito poema compañero, y todos esos tristes relatos que mencionas en él, conviene tenerlos presente para que la ignorancia no nos lleve a cometer los mismos errores, pero el ser humano es tan borde que esa ignorancia la traduce en mala leche, y cada vez son más las atrocidades que comete. Genial el vídeo de Serrat.

    Fuerte abrazo Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa:

      Es bueno tener memoria del pasado para no repetir los errores en el presente y mucho menos en el futuro. Que las nuevas generaciones se enteren de todo eso que no les tocó vivir para que tengan una referencia de los crímenes de lesa humanidad del pasado.
      El vídeo de Serrat es como tú lo dices, genial!
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Un poema bien armado sobre un mundo castigado . ¡no es posible olvidar Gustavo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lao:

      Efectivamente amigo mío, ¡no es posible olvidar!
      Saludos.

      Eliminar
  3. Sí, tenemos memoria y temor a repetir tan infames errores. Pero ahí andamos, con ganas de volver a las andadas a las primeras de cambio. Somos animales de costumbres:(:( Sin remedio.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TriniReina:

      Lamentablemente es así y no aprendemos del pasado pero, cuando la tragedia nos toca directamente, nos preguntamos como idiotas...¿Porqué a mi?
      Saludos.

      Eliminar
    2. se me ha ido todo el comentario tus versos preciosos aunqu con tristes recuerdos que alguno mejor no volver a ver ni imaginar...ni por tele.
      gracias por tu cariñoso comentario.
      buenas noches
      abrazos y un beso
      Marina

      Eliminar
    3. Marina-Emer:

      Lástima que se te haya ido tu comentario; gracias por tu opinión sobre mis versos. Lamentablemente hay capítulos de la historia humana que son tan amargos que uno quisiera olvidarlos.
      Recibe mi abrazo.

      Eliminar
  4. Un abrazo en la distancia querido Gustavo.
    Que no olvidemos, pero sobre todo que actuemos en consecuencia con nuestros anhelos.
    La ignorancia es la base del atraso de un país, no estamos leyendo, enterándonos, reflexionando, conociendo la historia.Despilfarrar el tiempo en lugar de educarnos como ciudadanos conscientes es la raíz de nuestros males, luego no tendremos derecho a quejarnos.
    te envío mi poema, mi grito! abrazos mil

    TE SUEÑO PAIS

    Hilvanado en llanto el tiempo
    ¡Ha cantado su dolor!
    Añoranzas ya lejanas
    De lo poco que existió

    Mi voz susurra en lágrimas:
    Demos nacimiento a ríos
    De abrazos con una madre
    Que ya lloraba a su hijo.

    Y que se abra el campo
    Un día, sin el miedo
    en las entrañas
    Para saber que su fruto
    Alimentará el mañana.

    Anhelo que un joven nuestro
    Nos regale mil sonrisas
    ¡No balas, que quitan vidas!
    Que a hijos, esposas, madres,
    Se abrace la libertad
    Y que tengamos derecho
    A soñar morir de viejos
    ¡Y a la guerra sin altar!
    Jenny Cabrera/Maye



    ResponderEliminar
  5. La barbarie sólo puede surgir de los déspotas. Por eso, la matanza de las bananeras, más de 2000 muertos, en la más horrorosa de las matanzas producidas en Colombia, por un gobierno puesto al servicio de la multinación FRuit Company. Y están las que señales en tus versos: las de Hiroshima y Hagsaky, las de la dsiscriminación étnica en Suráfrica, las de Abu Ghraib. UN denuncia tu poema, para que no caigan en el olvido estos genocidios, y recordemos a sus propiciadores fascistas. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar