Casa colonial en adobe, manzana 81, Casa Coral en El Cerrito, Valle, Colombia. Fotografía tomada d

Casa colonial en adobe, manzana 81, Casa Coral en El Cerrito, Valle, Colombia. Fotografía tomada d
Casa colonial en adobe, manzana 81, Casa Coral en El Cerrito, Valle, Colombia. Fotografía tomada de Wikipedia Commons de Diego Carrejo Murillo


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 18 de octubre de 2015

Volar

Parque Francisco Antonio Rada de El Cerrito (V), Colombia.

Volar, volar, volar muy alto


Volar, volar, volar muy alto,
más allá de lo posible,
extender las alas de la imaginación,
sentirse libre, buscar el infinito
y trascender.

Volar, volar, volar muy alto,
más allá de la rutina,
lejos de la desesperanza,
volar para nacer de nuevo,
decantar historias
y ser juglar en pueblos olvidados.

Volar, volar, volar muy alto,
resolver entuertos,
derribar murallas,
eliminar fronteras,
ser poeta y ser poema,
una aurora boreal escandinava.

Volar, volar, volar muy alto,
volar hacia la frontera de la concordia,
abrazar amigos,
reír y llorar con ellos,
brindar por los años idos,
beber el vino por los que vendrán.

Volar, volar, volar muy alto,
abrir las alas para volar
hasta tu encuentro,
celebrar la dulce caricia de tu beso,
la fiesta de las olas en la mar,
y una noche de luna llena
en el parque Rada de El Cerrito.

Gustavo Figueroa Velásquez
©
Midnight Dreams - Foto tomada 
de www.pinterest.com

Volar

Volar, seguir volando para no morir,
para no rasgar la piel
en el filo hiriente de la piedra;
volar para no huir,
para enfrentar el sueño del ayer,
para atraparlo entre la manos
y hacerlo polvo y libre del pasado
seguir volando alto
como el cóndor de los Andes.
Volar y contemplar el mundo
más allá de sus miserias,
volar para descubrir hasta el arrobo
que el amor y la belleza, juntos,
son el alma y la armonía
del feliz cuerpo que habitamos.

Gustavo Figueroa Velásquez
©

Liliana Montes / Jaime Henao - Ronda (Corazón coraza)



11 comentarios:

  1. Volar alto, no escuchar la lógica humana, mantenerse alto,libre respirar hondo, y luchar por la libertad, la paz para todas las personas y todos los pueblos oprimidos, dejar atrás esas cadenas que impiden vivir en libertad...volar para no morir.
    Preciosos y reivindicativos poemas los tuyo Poeta.Como siempre.
    Perdona Gustavo siempre voy corriendo y no llego a nada.

    Besos y admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore:

      Mil gracias por regalarme tu escaso y valioso tiempo para dejarme tus aportes que me resultan bastante interesantes. Espero que sigas visitándome cuando puedas.
      Besos y un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy bonitos y reivindicativos tus poema amigo Gustavo. Volar es gozar de pura y verdadera libertad, algo de lo que muchos todavía no disfrutan, ya que con solo pretender agitar las alas, se las cortan.

    Abrazo Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa:

      Volar es trascender concientemente a un estado en donde somos responsables de nuestros actos, de nuestras potencialidades y trascendemos para ser más inteligentes, para ser verdaderamente civilizados y acercarnos a la solidaridad, el amor al prójimo y a nosotros mismos y al descubrimiento de la belleza de la mano de la poesía y de las artes en general.
      Abrazo compañero.

      Eliminar
  3. Cada poema un vuelo
    cada latido un logro
    solo el poeta logra volar
    alto o a ras de suelo

    Un beso y un abrazo siempre ..

    ResponderEliminar
  4. Maestro, cuánto puede la nostalgia de un parque donde debes haber vivido momentos que se quedaron agarrados a la memoria como los mejores mementos. El poema es un pretexto, para sacar a volar los mejores recuerdos, y las ilusiones, para lo venir, pues al fin somos quijotes.
    Y por eso el poema, se despliega a otro. Volar es soñar, desde la lucha, desde la construcción de mundos para el amor y la justicia. UN abrazo grande. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos:

      Me gusta esa capacidad tuya, tan creativa y tan sabia, para escudriñar en mis versos y decir lo que en realidad yo viví en ese Parque antes de que la barbarie me expulsara de Colombia.
      Un abrazo grande, Maestro.

      Eliminar
  5. Volar es permitirnos llegar hasta ti de la mano de tus versos. Volar es abrazar a nuestros amigos que están lejos. Gracias por dejarnos abrir las alas y brindar contigo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andy:

      Me alegro que hayas volado para llegar hasta aquí. Tú formas parte significativa de este viaje llamado Contrastes.
      Seguimos brindando amiga mía.

      Eliminar
  6. Benditos los que no han perdido los deseos de volar, pues no solo los pájaros tienen la capacidad, sino tbn los que -a pesar de todo- desplegan sus alas . Tú querido amigo, como Poeta eres un fiel ejemplo de ello, nunca dejes de volar.

    Abrazos y como siempre es un gran disfrute pasar por tu casa.
    REM

    ResponderEliminar