Cartagena de Indias, Colombia. Foto tomada de nationalgeographic.com.es

Cartagena de Indias, Colombia. Foto tomada de nationalgeographic.com.es
Cartagena de Indias, Colombia. Foto tomada de nationalgeographic.com.es


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 22 de octubre de 2017

No somos los mismos

Apreciados amigos, los que siempre me han seguido, los que vienen esporádicamente, los que solo me leen (algo muy importante para mi) y los que no volvieron pero dejaron su huella en Contrastes, quiero decirles que durante ya casi ocho años he mantenido esta bitácora siempre con el ánimo de mantener un contacto cultural con todos los amantes de la poesía y, por supuesto, con la alegría de sentir que puedo mínimamente aportar algo a ese fértil mundo de la cultura; pero, debo confesar, que hace días, quizá meses, he entrado en una especie de desmotivación, en lo que se refiere a mi blog, que no a mi poesía, y, en general, por todo el llamado mundo de “la blogosfera”.  ¿Causas? No lo sé exactamente, eso lo estoy analizando, talvez no existan y solo se trate de cansancio...en fin, el tiempo tiene la palabra y será el que me dirá si debo hacer una pausa breve o más larga o, más difícil aún para mi, porque amo mi blog, no volver a publicar y dejar mi bitácora con lo que tiene para aquéllos que quieran releer mi poesía. No sé que pasará, por lo pronto les invito a leer dos de mis poemas que espero que sean del agrado de ustedes.

Les deseo una fructífera semana.

Escultura de acero inoxidable del pintor y escultor 
francés  Gil Bruvel.


Morir de amor


Morir de amor es no morir,
es reencarnar por siempre
en el hábitat vivo y decente
del cuerpo que se ansía,
del alma que vibra y vuela,
que intuye el goce vibrante
de una lengua que lame,
del aire que besa y eriza;
un cuerpo arqueado,
dando, sintiendo, recibiendo,
a media luz como en el tango,
beso que viene y va,
un toque de violín
para inquietar la noche,
morir un poco y no morir,
besar aquí y acariciar allá,
abrir la boca y decir amor,
rozar la piel y abrir los poros,
entrar muy dentro
al templo amado,
quedarme en ti para vivir.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

Escultura en acero inoxidable de Gil Bruvel


No somos los mismos


No somos los mismos,
Todo cambia...
pero también es cierto
amada mía,
que desde el cenit
hasta el nadir
hay un viaje de sol
que roba corazones;
un viaje luminoso
que nos libera
de noches oscuras,
de besos olvidados.
Somos el cuerpo
que habitamos
y a veces somos roca,
a veces un cristal
y, sin embargo,
somos,  ¡oh, materia viva!
desde el crepúsculo
hasta el alba que nos besa.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

Mercedes Sosa (Argentina) - Canción de las simples cosas.

30 comentarios:

  1. Me encantó tu poema:No somos los mismos. Es buenísimo.

    Este escultor francés (que yo no conocía) me parece interesante.

    Abrazos, Gus, desde mis vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam:

      Gracias amiga mía por hacerme sentir Poeta :)
      Te cuento que yo tampoco conocía a Gil Bruvel pero, no hace mucho vi las fotografías de sus esculturas y me gustaron mucho, tanto que decidí compartirlas con mis lectores.
      Un abrazo, querida amiga, y continúa disfrutando de tus vacaciones.

      Eliminar
  2. Y brindemos por esa mayeria viva llena de amor y siempre transformándose.

    ResponderEliminar
  3. Amigo mío, muchas veces me he sentido así como explicas en tu obertura, sin embargo, entro en mi espacio y me paseo por sus rincones, miro el tesoro acumulado de tantas palabras y cariño que recibo y eso hace que me diga... merece la pena soñar en alto.
    Tus poemas... el primero que fue un honor para mí... esa muerte de amor y por amor en la piel... maravillosa reencarnación.
    Y decirte que nunca dejamos de ser los mismos, pero con la suma de todo lo vivido, eso hace que tengamos más vestidos que lucir ante la vida. Pero la esencia... somos nosotros.

    Te felicito por esta maravillosa entrada y por mostrar unas esculturas maravillosa.
    Vuelvo a agradecerte, amigo mío.

    Mil besitos para tu tarde y espero seguir disfrutando de tu espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auroratris:

      Justamente eso que tú dices me pasa a mi, yo aprendí a amar a mi blog porque él se volvió parte de mi propia vida y, ahora mismo, mi dilema es continuar o renunciar a una parte de mi mismo; como ya lo dije, con el tiempo tomaré una determinación pero, cualquiera que sea ella, estoy seguro que no me afectará como Poeta.
      Gracias amiga mía por ser parte vital de este blog y por darme tu tiempo e inspirarme. Estoy seguro que nos seguiremos interactuando poéticamente.
      Auroratris , recibe un abrazo fraternal y un abrazo.

      Eliminar
  4. Qué belleza de poemas, Gustavo. El amor en estado puro y es cierto, vamos cambiando y también va variando el sentimiento, que puede hacerse más sólido o caer en un lento crepúsculo.
    Hay momentos es que se siente la necesidad de desconectarse del mundo bloguero, yo cada tanto lo hago para no caer en la saturación.
    Te deseo descanso pero también que vuelvas.
    Un gran abrazo, Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, amiga mía, si, estos poema son, como tú bien lo dices, amor en estado puro, el amor que se puede traducir con palabras para que se vuelva belleza y anide en el alma de quien bien hace del amor su manta y de la poesía la fiesta para los sentidos.
      A veces, querida escritora, uno se cansa y va cuesta abajo como en el tango pero, siendo humanos, como lo somos, son normales esos tipos de altibajos y yo espero volver con más energía. Estoy tomando ahora las cosas con calma pero siento la necesidad de mi blog.
      Gracias Mirella por tu apoyo y por animarme al regreso.
      Recibe mi abrazo enorme.

      Eliminar
  5. Nos pasa a todos, Gustavo. El blog y su mundo cansan. Como bien dices, no estás cansado de la poesía. Lo que fatiga es la exposición pública cada poco. Tenemos momentos en que necesitamos adentrarnos en nosotros mismos. Precisamos la máxima intimidad, la ausencia de miradas y de voces. No te niegues esos momentos si tu corazón te los pide. Aquí se acude cuando apetece, sin obligaciones. Y cuando el cuerpo nos pide reposo, hay que dárselo. En cada momento conviene seguir los dictados de nuestra voz interior, nuestra mejor guía.
    Estoy segura de que volverás antes o después. Cuando te apetezca, querido Gustavo. Que nada te amarre, ni siquiera tu blog. Sé libre siempre.

    Dos hermosos poemas nos dejas. El amor, de nuevo, se analiza, se intenta apresar en sus claros y en sus sombras, se medita. Cuántas palabras vertemos sobre el amor y, como siempre, él nos burla con ese toque absolutamente inefable que tiene. Es su encanto, y nosotros seguiremos en el intento, que no se diga.

    Un abrazo grande, grande, Gustavo. Descansa y disfruta, y escribe mucho, porque una cosa es el blog y otra la escritura (posiblemente ella te está llamando con su sed absoluta de intimidad).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Isabel:

      Me gusta el tema de la libertad, libre como Juan Salvador Gaviota, ensayando vuelos para cambiar, para que la rutina no me aplaste y para seguir esos caminos, que como en el poema de Machado, los hace uno mismo al andar. Hoy, cuando me siento a escribir esta respuesta a tu comentario, que me ha hecho mucho bien y que te agradezco en el alma, me siento mejor y creo que he vuelto a tener ganas de publicar pero sin imponerme nada, publicar cuando me apetezca. Sabes una cosa, querida Isabel, tú eres una de esas personas que, aunque no tengo el grandísimo honor de conocer personalmente, he aprendido a apreciar, no solo como Escritora o Poeta, sino, por supuesto, como ser humano porque veo en ti a una mujer total, integra, inteligente, solidaria y amante del arte.
      Gracias amiga mía por acercarte a esta tu casa, por regalarme tu tiempo y darme tu abrazo que siempre lo recibo sintiéndolo sincero y me llena de vida y optimismo.
      Te admiro mucho.
      Te abrazo fraternalmente.

      Eliminar
  6. Creame que te entiendo querido Gustavo, la vida nos absorve que llegamos a sentir que queremos o necesitamos cambiar....luego, en nuestro recuerdo quedan los gratos momentos vividos (si, tambien desde la web) que terminamos volviendo para saber de aquellos con los cuales compartimos esos momentos (repito, tambien en la web)....

    Es parte del mundo moderno Gustavo, lo bonito de eso, es que siempre vuelves pues la gente bella que conociste, se lo merecen y te llena y te hace falta y .... simplemente vuelves.... pa muestra un boton, yo!

    Y que bueno que volvi, pues veo a mi querido poeta, despedirse, ohh!

    Pero, siempre volveras.....ese es el consuelo de aquellos que te hemos seguido.

    Anda, dale a tu vida lo que te reclama, aca estaremos y seguiremos, de vez en vez, hasta que la vida nos lo permita.

    Tus poemas, agua fresca en un dia soleado.... agua caliente en un dia frio....agua para nuestra sed.

    Te abrazo desde el mundo cibernetico, ya lo ves, siempre paso de vez en vez.

    Besos caribeños

    Fatima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Fatima, siempre me emocionas con tus palabras que tienen sabiduría, esa sabiduría del Caribe. Esta vez, si que has logrado emocionarme porque me has hecho sentir que tengo ya un lugar en el mundo de las letras y que en ese mundo hay gente que me quiere, que me aprecia y admira mi obra y, eso, lógicamente, me estimula y me da energía para seguir en contacto con lectores y amistades como tú, mi querida y rebelde India.
      Me ha gustado muchísimo lo que has dicho sobre mis poemas y cómo lo has escrito...ufff, es hermoso lo que aquí has dejado como testimonio de tu amor por la poesía y el arte en general: "Tus poemas, agua fresca en un día soleado.... agua caliente en un día frió....agua para nuestra sed."
      Gracias, camarada, por estar tan cerca mío. Te lo agradezco con todo el corazón.
      Besos nórdicos

      Eliminar
  7. Estimado Gustavo, te entiendo perfectamente. De hecho, vivo algo similar con respecto a lo de seguir escribiendo en el blog, no así en lo particular, que como tú, sigo escribiendo y en este mes (si los plazos se mantienen) estará mi tercer libro en las librerías.
    La blogosfera es un espacio interesante, donde nos damos a conocer y conocemos a otros (le doy gracias, a ella) por haberte descubierto con tu espacio literario lleno de ricas aportaciones).
    Pero es cierto que puede cansar y puede llegar un tiempo de desgana. En mi caso, entre la vida familiar, trabajo y situaciones cercanas que me exigen mayor dedicación, apenas publico una vez al mes. Pero aún así, quiero seguir haciéndolo, por no perder el regalo de algunos escritores tan enriquecedores como tú. Y te lo digo desde el corazón. (Aunque no publiques más, vendré de vez en cuando a leerte y sosegar mi impulso lector en tus palabras.
    Hace tiempo que compré tu libro "Contrastes" en formato digital y siempre quise hacer una humilde reseña, pero vi el momento. Tu poema "Algún día te amaré..." me gustó muchísimo, así como todo el libro. Lo recomiendo a tus lectores, porque es un verdadero regalo.
    Quiero decirte, que, en mi próximo libro (que ya está en imprenta), en uno de mis poemas hice una cita a este poema tuyo y cito tu nombre en referencia (espero tener tu permiso).
    Espero seguir leyéndote, poeta entrañable, y que todo te sea favorable y sigas con esa luz tan prometedora.
    Un cariñoso abrazo.
    Dejo aquí el enlace a tu libro por si alguien tiene interés:
    https://www.amazon.es/Contrastes-Gustavo-Figueroa-Vel%C3%A1squez-ebook/dp/B009WETY7A/ref=sr_1_fkmr0_1?s=books&ie=UTF8&qid=1509532550&sr=1-1-fkmr0&keywords=Contrastes+de+Gustavo+Figeroa+Vel%C3%A1squez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Admirada Clarisa; antes que cualquier cosa, gracias por la primicia que dejas en Contrastes en relación a tu tercer libro...esa sí que es una buena noticia que tomo con mucha alegría y que tiene un efecto positivo en mi ánimo; espero que los plazos se cumplan a cabalidad.
      Tus aportaciones a Contrastes han sido siempre bien recibidas en esta casa, han contribuido a enriquecer esta pequeña ágora del mundo de la blogosfera y eso yo te lo agradezco mucho. En los últimos meses he experimentado un cierto cansancio y desgano no solo por el blog sino en relación con muchas cosas de mi cotidianidad, pero, cuando uno recibe la respuesta inmediata y solidaria de personas como tú, entonces, el ánimo sube y uno "no muere del todo sino que burla a la parca" para seguir dejando huellas, para establecer lazos de amistad y de cultura con tanta buena gente que puebla a nuestro planeta tierra.
      Otra sorpresa que me das y me emociona mucho es que hayas comprado mi libro Contrastes y que te haya gustado su contenido y, además, qué generosidad la tuya, que lo recomiendes a mis lectores. Eres un tesoro!
      Clarisa, me honras mucho y me haces feliz con la cita del poema "Algún día te amare" y, por supuesto, que tienes mi permiso...cómo negarle esta licencia a una Escritora de tu talla...ya sabes que te admiro sinceramente.
      Querida Clarisa, gracias por todo este tiempo y seguiremos caminando estos caminos sinuosos pero bellos del arte.
      Recibe mi abrazo y mis respetos.

      Eliminar
  8. Posdata:
    Perdona las faltas que salieron en el comentario, y las palabras que no se escribieron, pero escribo desde un teclado móvil y con prisas (voy en un tren).
    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clarisa, no te preocupes por eso que a todos nos ocurre.
      Abrazos, amiga mía.

      Eliminar
  9. me has maravillado con tu texto saludos desde una mañana sin sol en Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomenzar:

      Espero que este texto sea como un sol para tu mañana gris en Miami.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Oh! mi poeta aun sin aparecer! Te deje un comentario hace dias, paso hoy nuevamente y no te pillo! Bueno, siempre se respeta la desicion ajena. Aunque se que siempre volveras, quiero dejarte otro comentario (rarisimoooooo en mi).

    Seguro conoces aquella frase de: "NO HAY LECTURA SIN LECTOR" (frase trillada o, si no estás tú, no estoy yo o, a lo mejor, 'qué más da, qué más da, aquí o allá').....

    Quiero dejarte mis reflexiones sobre los poemas y mi blog en particular. Quizás un poco complejo, pero un mucho fácil de entender, creo. Yo no escribo de nadie en general (y desde mi blog -por el orden de las palabras en mi expresión- ya puede empezar a leerse de maneras distintas, no?), pero comúnmente alguien se inserta -a no querer, queriendo y/o con vehemencia- en mi escrito. Alguno (sin distinción de género) lo ve y no lo lee (no lo supo ni lo sabrá, ni si bueno ni si malo ni si nada); otro probablemente lo lee y lo desdeña sin postura (lo asume indiferente, pues, o en realidad no lo asume); otro lo lee y después lo evita, lo evade (algo que no sabe qué -y que no sé qué- se movió adentro y le incomodó: es mejor huir); otro lo lee y piensa que es coincidente con su pensar y, más allá, que lo pudo haber dicho previamente pero que no lo dijo (esto es, lo asume un tanto como propio e inclusive lo puede envidiar); otro lo lee y lo empata gustoso con su sentir, lo aprueba, manifiesta que le gusta, lo hace suyo (que no lo hurta) y, en el caso óptimo, lo comparte; otro lo lee, expresa su gusto y emite un comentario, a veces sólo reafirmando el gusto, a veces aportando su vivencia y su experiencia emocional; otro lo lee y, olímpicamente, lo roba, lo plagia; otro lo lee e, indicando su disgusto, plantea su siempre válida y respetable postura, asentando por escrito su propia visión parcial de la realidad, es decir, su verdad, a veces debidamente argumentada, a veces acrítica e irreflexiva, a veces intolerante, a veces irrespetuosa (que reitero, si es, entonces válida es); otro aparentemente lo lee, pero no hace una debida (mucho menos justa) integración de los elementos componentes del escrito (y de otros elementos que lo acompañan, como una imagen y/o una canción y/o un video) y, en algún momento, suma esta lectura parcial a su visión parcial y eleva, por ende, la parcialidad al cuadrado y, en este marco, enjuicia el escrito presentado; otro se da por aludido y al leer el texto se lo adjudica pleno, para bien o para mal, sin dejar espacio para los demás (como si el escrito, intrusivamente, hubiese sido escrito peculiarmente para él); otro, en sentido similar, se adjudica el sentimiento que descubre en el autor y reacciona al mismo, lo diga o no; otro lee el texto y se acurruca, se cobija, se apapacha, se regocija, en el seno del mismo, sin más ni más (dejándose querer)... El caso es que la asunción o no de un texto, de un escrito, de una canción, de una fotografía o de una publicación que incluya más de uno de éstos, es tan diversa como diversos somos los individuos (aun agrupados en una cierta ciencia, disciplina, ámbito, escuela, grupo, postura colectiva...). De lo que sí duda no cabe -a mí no- es que cuando un escrito ve la luz, se hace público, alguno se inserta en éste, siempre y evidentemente a posteriori. Y quizás, pero seguramente, el propósito, la intencionalidad, el compromiso, la inquietud, el sentimiento, del autor se vean -así y entonces- matizados una, otra, y por enésima vez (y remato agradecida: siempre, siempre, afortunadamente volveras Gustavo)."

    Y, ahora, a VAGABUNDEAR con Serrat: Ojalá cualquiera pueda disfrutarlo.

    Abrazos caribeños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida India, aparezco y vengo a agradecerte tanta generosidad para conmigo; gracias por ese valioso tiempo que me has dedicado y, por sobre todo, agradezco tus palabras, esas que has escrito pensándolas detenidamente y plasmándolas con ese sentimiento y ardor que te caracterizan. He leído con suma atención tu último comentario y me gusta cómo lo has enfocado y sé que tienes la suficiente experiencia para expresarlo, esa experiencia adquirida con tu propio blog y, también, por tu compromiso diario con las luchas sociales, con tu interés por la cultura y el arte en general y por tu sapiencia de mujer!
      Seguramente que volveré, es más, creo que no me fui y que, con la ayuda de todos mis lectores, con tu ayuda, camarada del alma, he comenzado a llenarme nuevamente de vida y a florecer nuevamente en pleno invierno.
      Si, amiga mía, aquí estoy y seguiremos dando la lucha, vagabundeando entre el cielo y el mar, como en el poema de Machado, un vagabundeo que me haga libre, sin ataduras y con los remos del amor para navegar y seguir soñando con La Patria Grande, la de Bolívar.
      India, eres vital para mi y para Contrastes!
      Recibe uno de mis mejores abrazos y un beso nórdico.

      Eliminar
  11. Vagabundear - Joan Manuel Serrat

    Harto ya de estar harto,
    ya me cansé de preguntarle
    al mundo por qué y por qué.
    La Rosa de los Vientos me ha de ayudar
    y desde ahora vais a verme vagabundear,
    entre el cielo y el mar. Vagabundear.
    Como un cometa de caña y de papel,
    me iré tras una nube,
    pa' serle fiel a los montes, los ríos, el sol y el mar.
    A ellos que me enseñaron el verbo amar.
    Soy palomo torcaz, dejadme en paz.
    No me siento extranjero en ningún lugar,
    donde haya lumbre y vino tengo mi hogar.
    Y para no olvidarme de lo que fui
    mi patria y mi guitarra las llevo en mí,
    Una es fuerte y es fiel, la otra un papel.
    No llores porque no me voy a quedar,
    me diste todo lo que tú sabes dar.
    La sombra que en la tarde da una pared
    y el vino que me ayuda a olvidar mi sed.
    Que más puede ofrecer una mujer...
    Es hermoso partir sin decir adiós,
    serena la mirada, firme la voz.
    Si de veras me buscas, me encontrarás,
    es muy largo el camino para mirar atrás.
    Qué más da, qué más da, aquí o allá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es uno de los poemas que más me llegan en la voz del gran Serrat.
      Gracias, Fátima, por dejarmelo aquí en Contrastes.
      Más abrazos,

      Eliminar
  12. Primero felicitar a Greccy por su paso a ser toda una profesional de la salud deseándole todas las alegrías y éxitos que su vocación de servicio le pueda brindar. Luego conocido es en el mundo la saña cobarde y sanguinaria de los grupos de poder en Colombia como esbirros del poder del Norte lacayos netos incapaces de aspirar a cualquier autoestima y con esto recuerdo las palabras de Jorge Eliécer Gaitán La oligarquía colombiana tiene las balas para el pueblo y las rodillas en tierra para el imperio yanki. Se posterga entonces la horrible noche y el gemir entre cadenas y ante tanta mansalva la Poesía como siempre y como estandarte de los hijos de Bolívar, de Manuela, del Coronel Rondón y de tantos héroes que heredan dignidad y valentía. Por último la Poesía dice cuando y dónde y solo hay que seguirla, nada más. Que no sea tu corazón la que le exija e imponga a la magna Lírica que sea ella la que lo conduzca en luz y grito.
    Abrazos Poeta!!! Hasta la Victoria Siempreeeee!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Mi siempre recordado amigo, déjame, primero, agradecerte en nombre de mi sobrina por tus felicitaciones que, estoy seguro, la llenarán de mucha felicidad; ya sabes tú lo que se siente cuando se corona con éxito una meta después de varios años en la Universidad y, eso, justamente, es lo que ha sentido Greccy.
    Qué decir sobre la larga e interminable noche en la que está sumido el país de los bárbaros, de todas las farsas, el país de unos gobernantes fascistas que no permiten, no lo han permitido ni lo permitirán jamás, por las buenas, que sus privilegios sean tocados, y, ha de entenderse por privilegios, el robar el erario público que no es otra cosa que robar al mismísimo pueblo. En Colombia hemos tenido dictaduras vestidas de democracia, allí, se tortura, se desaparece, se asesina a aquéllos que se atreven a cuestionar el "statu quo"...todo es burlado como ahora mismo está burlando los acuerdos de la Habana; es que hasta el mismísimo Premio Nobel de la Paz se lo robaron a la Academia Sueca. Y, ¿qué pasa con el pueblo colombiano que aún no reacciona decididamente y con plena conciencia de que está siendo esquilmado por unos ladrones que se creen dueños de Colombia? ¿Qué pasa con ese pueblo que se ha refugiado en innumerables iglesias y espera que el cambio les llegue por acción divina? Mientras tanto, la paz sigue en vilo, no hay trabajo para la gente, los jóvenes no tienen futuro y los medios de comunicación con RCN, CARACOL, El Tiempo, El Espectador, SEMANA, siguen pintándole una realidad a los colombianos que no se corresponde con la verdad y, inmoralmente, se creen con el derecho de desprestigiar a los vecinos como Venezuela, Ecuador, Cuba, Bolivia o Nicaragua. A estos manipuladores de la desinformación no les interesa el genocidio de la UP, ni los lideres sociales que son asesinados a lo largo y ancho de la geografía colombiana. Este es el país de la vergüenza.
    La muerte pareciera ser lo inevitable, la insania la respuesta a la falta de argumentos y "Dios te bendiga" el amén del apocalípsis de Macondo.
    Me acuerdo ahora de un verso del poema "Solo la muerte" de Pablo Neruda y lo cito:

    "Yo veo solo, a veces,
    ataúdes a vela,
    zarpar con difuntos pálidos, con mujeres de trenzas muertas,
    con panaderos blancos como ángeles,
    con niñas pensativas casadas con notarios,
    ataúdes subiendo el río vertical de los muertos,
    el río morado,
    hacia arriba, con las velas hinchadas por el sonido de la muerte,
    hinchadas por el sonido silencioso de la muerte..."

    Finalmente, Filósofo, te aseguro que la poesía sigue siendo un faro para mis días y fluye como un río de aguas cristalinas y eso me permite una cierta dosis de felicidad, pero, son otras cosas ajenas a la poesía las que, en ciertos periodos, pesan demasiado en mis hombros, como por ejemplo, el exilio; pero, bueno, ya voy retomando mi tranquilidad y las próximas vacaciones de diciembre me oxigenarán lo suficiente para volver a vivir plenamente.

    Recibe un fuerte abrazo mi admirado Filósofo y, por supuesto, hasta la victoria siempre.

    ResponderEliminar
  14. Estaba segura que no podrías abandonar este sitio, solo necesitabas alejarte un momento y no me equivoqué, parece.
    Me alegro mucho por ti Poeta, este lugar es muy necesario para los que amamos el arte y las letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rembrandt:

      No, amiga mía, no te equivocaste...en el fondo, yo mismo sabía que se trataba de una de esas crisis que, algunas veces he vivido en el exilio.
      Agradezco tanto tu presencia, tus palabras y tu apoyo que, puedo decirlo sin vacilar, que tú eres una persona vital para mi y Contrastes.
      Besos.

      Eliminar
  15. Gustavo, cuanta relación entre tus versos de este post, y la canción de Mercedes Sosa de las simples cosas. El arraigo, en ese enmórate aquí, y en el cuerpo cómo hábitat que se transforma para encontrar la felicidad. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar