Budapest, Hungria. Fotografía tomada de brightcove.net

Budapest, Hungria. Fotografía tomada de brightcove.net
Budapest, Hungria. Fotografía tomada de brightcove.net


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 13 de julio de 2014

Me gusta tu rebeldía

Foto tomada de internet.

Me gusta tu rebeldía

(A las mujeres que siembran primaveras)

Me gusta tu rebeldía
porque huele a mujer con vida,
sabe a compañera ternura,
siente como siente el Universo,
ama como el mismísimo amor.
Me gusta tu rebeldía
porque habla de alboradas nuevas,
de panes recién horneados,
que teje solidaridad,
tu rebeldía que siembra sueños.
Me gusta tu rebeldía
que viaja con gusto a piel,
que ama como ninguna,
con besos que encienden fuegos.
Me gusta tu rebeldía
compañera de la consigna,
guerrera amorosa de las rosas rojas,
la del puño poema que rompe cadenas,
la que amo y que me ama
cuando la noche es sabia.

Gustavo Figueroa Velásquez
©

Los amantes - Óleo de la artista argentina 
Virginia Palomeque.

Hay momentos históricos

Hay momentos históricos
de fría piedra y pena en el alma,
de lágrimas fugaces
como la lluvia repentina
cuando la tarde arde.
Hay momentos históricos
de corazón en la boca,
de euforia colectiva,
de silencio abismal,
momentos absurdos
de selvas moribundas
y de aguas pestilentes.
Hay momentos históricos
cincelados en el muro indeleble
de la memoria colectiva,
son los trazos precisos
para no olvidar jamás
el horror de los desaparecidos,
la ignominia de los torturadores,
las garras brutales del águila imperial.
Hay momentos históricos
del pan amasado para todos,
del verbo amar
conjugado en una plaza;
momentos de poesía
y de guitarras invencibles
cuando la noche es profunda
y duermen los fantasmas.
Hay momentos históricos,
de pueblos de raza bravía
pintando la patria de todos
de un rojo justicia,
de abrazo fraterno;
hay pueblos que entonan
un himno de amor por la vida.
Hay momentos históricos
de sangre en las venas,
de montañas color esmeralda,
momentos de levedad absoluta,
segundos de un beso en los labios.

Gustavo Figueroa Velásquez
©
Gian Franco Pagliaro - Dedicado a Veronica.



14 comentarios:

  1. Muy buena poesía. Segunda vez que la leo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis amadas prosas:

      Mil gracias por su visita. Ojalá que me siga honrando con su lectura.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Los dos poemas abordan formas de ver la rebeldía: una, del primer poema, desde el amor de la mujer, capaz de amar para transformar el mundo a la justa medida de la inclusión. ESa mujer del primer poema, es más que amor para uno, es como el trigo que se da todos amor universal, para emancipar.
    El segundo poema, es más exterior, épico, es la vida de los pueblos, haciendo la historia de su propia liberación. UN abrazo desde estos afectos. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos Augusto:

      En cualquiera de los dos casos es el reconocimiento a la mujer que es la fuerza creadora que mueve el mundo. Yo creo en la mujer total, libre, liberadora, carne e inteligencia, madre, hermana y compañera.
      Poeta, gracias por regalarme tu valioso tiempo y aportar tanto a esta bitácora poética.
      Recibe un tremendo abrazo.

      Eliminar
  3. Es la rebeldía que sale en cada poro, y va gritando pero también siembra.Que no se calle la voz, capaz de romper cadenas y sembrar rosas.
    Un gusto como siempre leerte.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana:

      Completamente de acuerdo contigo Poeta...ustedes las mujeres son la primavera rebelde que hace que el mundo florezca hasta en los mismísimos desiertos. Ustedes son amor y son la vida.
      Apreciada Susana, me honras con tu visita.
      Un abrazo muy cálido.

      Eliminar
  4. Yo también te digo leyendo tus hermosos poemas, por que cada día, me rebelo a situaciones personales y sociales de opresión, de deterioros, porque ni las personas ni las situaciones, ni la vida, me pasan. Me tocan, me atraviesan.
    La lucha es larga hasta que nos permitan construir, hacer.

    Besos, poeta comprometido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore:

      Me admiran esas mujeres, como tú, que cada día se revelan y no sólo arrojan fuera de si sus rabias sino que, a partir de una profunda conciencia, son capaces de liderar las transformaciones sociales, políticas, culturales y económicas que su sociedad requiere. Mujeres como tú son las que levantan la cabeza y rompen con las cadenas de abyección. Mujer, sin ti nada es posible...
      Recibe un fuerte abrazo y un beso.

      Eliminar
  5. Preciosos poemas Gustavo, y que esas rebeldías nunca decaigan ni pierdan su pureza y fuerza. Sobre todo la rebeldía de la mujer, que desgraciadamente es más de medio mundo les queda mucho por conseguir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa:

      De acuerdo compañero, aún la lucha de la mujer no acaba y habrá que hacer mucho más dentro de los países que han avanzado en el reconocimiento y respeto por nuestras compañeras como en esos países en donde a la mujer se le somete a la más burdas vejaciones.
      Mil gracias por tu opinión sobre mis poemas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Querido amigo: La mujer encierra demasiados sentimientos, pero una mujer rebelde es capaz de cosas indescriptibles, porque precisamente por tener un corazón tan grande, percibe y experimenta en mayor grado las humillaciones y las violaciones de las que puede se objeto e igualmente con la misma intensidad puede responder a ellas. Hermosos poemas siempre te las ingenias para darle ese toque que gusta tanto. Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia:

      Gracias mi querida amiga por vivir mis poemas, ahondar en ellos y dejarme tu valiosa opinión que enriquece este espacio.
      Recibe un cálido abrazo.

      Eliminar