Wengen, Suiza. Foto tomada de internet.

Wengen, Suiza. Foto tomada de internet.
Wengen, Suiza. Foto tomada de internet.


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 3 de mayo de 2015

El día ha despertado

Nenúfares - Óleo sobre tela del mexicano Omar Ortiz.


El día ha despertado

El día ha despertado gris y muy frío
pero por mi cuerpo recorre
el ardor de tu piel desnuda,
tus manos deslizándose sin prisa
por cada poro de mi cuerpo.
Me buscas y me encuentras
y te refugias en mi pecho
mientras en mi se prepara
una sonata intensa
que se oirá luego cuando
el amor esté en la cúspide
de la infinita ternura,
bordando fiestas plenas de besos,
de caricias aquí y allá,
de muchos te amos al oído
y la convicción de que nos amamos
para ser vida que trasciende,
poema que germina
y música para el alba.

Gustavo Figueroa Velásquez
©

David Garret - Nocturno (Chopin).

16 comentarios:

  1. Apasionado y dulce, precioso poema dicho con delicadeza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pluma Roja:

    Mil gracias por tus palabras y por tu visita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Un poema muy hermoso y delicado, lleno de una fina pasión que vas pintando verso a verso con bellas imagenes.
    Fue muy grato leerte, y te agradezco infinito tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elda:

      Te doy la bienvenida a Contrastes y aprecio mucho tus generosas palabras.
      Vuelve Cuando quieras que esta es tu casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Querido Gustavo:

    Un día gris y oscuro en cuyo telón de fondo, como si fuera un "Nocturno" de Chopin, brilla el amor que trae toda la luz que arde en el universo, "bordando fiestas plenas de besos, de caricias"...

    Ah sí, el amor ha de trascender, de la mano del poema que germina, como la música del alba nos explica cada día, cada amanecer.

    Eres un soplo de luz, querido poeta. Es un privilegio leerte y dejarse llevar de tanto espíritu como el que nos muestras en tu ánimo y en tus versos.

    Muchas gracias, como siempre un placer.

    Un beso, querido Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida elena:

      Siempre creo en el amor, soy un enamorado del amor y pienso que hay que vivirlo intensamente, plenamente, desde el alma hasta cada poro de la carne trascendiendo con cada beso, con cada abrazo y con cada caricia; el amor ilumina las noches no para quitarles su oscuridad natural sino para que brillen con ese brillo único de un sentimiento reservado para aquéllos que le abran su corazón y lo gocen como al pan recién salido del horno y como a un buen vino, sangre de las mejores uvas.
      Creo que esa intensidad y ese ardor de amor hizo y hace, aún, a la poetisa nicaragüense Gioconda Belli escribir poemas como este "árboles despeinados" publicado en su poemario "De la costilla de Eva":
      Están rosados
      rosados
      los robles.
      Rosado
      rozado
      está mi corazón.
      En la herida de la temporalidad
      te guardo.
      Te alojo en mis pulmones
      con el aire de la respiración.
      Los vientos alisios los despeinan
      los árboles.
      Yo me descalzo
      ando por las flores rosadas
      como si así
      lograra el polen
      la sustancia para dejar detenido
      el gesto que te acerca
      con el que me llamas.
      Convocada por los vientos
      en el volcán me yergo
      te invito a este mundo de jaguares
      este mundo de helechos
      este mundo tendido
      que mira y se entrega
      abierto en lagos y veredas oscuras
      cubierto de musgo
      mirando
      -mira que nos está mirando el mundo
      este mundo de árboles-.
      A ritmo de robles
      se hacen preguntas.
      Me oculto de faunos ninfas infancias
      que vuelven una y otra vez a buscarme
      con sus flautas, sus risas seductoras.
      Me escondo en el volcán.
      suspiro palabras que no logran desprenderse
      de mi aire interior
      palabras que tendrías que descifrar
      como piel insospechada
      que repentina se convierte en gemido.
      Te señalo la cima.
      con flores hago hogueras perfumadas
      señales de humo
      para que vengas
      toques
      encontrés
      rosado.
      rozado
      corazón.
      Querida amiga, me halagas tanto con tu desbordada generosidad que sólo atino agradecerte publicando más poesía.
      Un beso mi estimada amiga.

      Eliminar
  5. Ay, qué bonito, Gustavo.
    Nada mejor que la pasión amorosa para poner una sonrisa en los días grises. Cuando amamos, estamos más vivos que nunca.
    Un grandísimo abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Isabel:

      De acuerdo contigo cuando afirmas que "cuando amamos estamos más Vivos que nunca"; es que si estamos vacíos de amor somos como un inmenso túnel a oscuras. Si la luz del amor no nos acompaña nuestra capacidad de creación se desvanece hasta que nos convertimos en un médano ambulante.
      Gracias mi admirada amiga por tu huella siempre sabia!
      Recibe un abrazo inmenso.

      Eliminar
  6. Lanzas en tu poema una caricia al alma
    y con la deliciosa música de Garret .. ya es tocar el cielo
    un beso y buena semana !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MaRía:

      Es justo eso lo que has interpretado.
      Garret es genial!
      Un beso

      Eliminar
  7. Poema de exquisita pasión, con el toque mágico de un gran maestro.

    Un abrazo Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa:

      Me hace feliz saber cómo defines a mi poema.
      Ya te lo he dicho y vuelvo a agradecer tu generosidad para conmigo.
      Abrazo.

      Eliminar
  8. Un apasionado y sensual poema Gustavo, un gusto visitarte hoy. Esa imagen del campo de lavandas es magnífica. Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lyliam:

      El amor nos seduce y nos envuelve en inolvidables fantasías.
      Esa imagen francesa es bellísima!
      Un brazo amiga mía.

      Eliminar
  9. De los amaneceres, que son memorables. La piel abierta de ella, dando calor en la mañana yerta. NO queda otro camino que hacer de los cuerpos yesca. Se enciende la pasión en la piel. Tu poema, Gustavo, la sutileza erótica del verso. UN abrazo grande. Carlos

    ResponderEliminar
  10. Carlos:

    Concuerdo contigo en que hay que hacer de los cuerpos yesca y hacer que encienda la pasión para que quede la certeza de que estamos vivos y ansiosos de amar y ser amados.
    Un abrazo Maestro.

    ResponderEliminar