Catedral de sal de Zipaquirá, Colombia. Foto tomada de internet.

Catedral de sal de Zipaquirá, Colombia. Foto tomada de internet.
Catedral de sal de Zipaquirá, Colombia. Foto tomada de internet.


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

lunes, 22 de junio de 2015

Habito

Poesía por Siempre . Dirige la Poeta colombiana Jenny Cabrera.

Los condenados de la tierra - Pintura del artista ecuatoriano
Oswaldo Guayasamín.

Habito

Habito en un país distante,
en el laberinto de otro idioma;
por las calles sinuosas del dolor
me confundo entre sombras
que parecen noches alargadas
y esos espejos cristalinos
en medio de pinos y abedules.
Habito allí, en la herida invisible
del pasado cincelado en la memoria,
en la llaga miserable del exilio,
en el corazón podrido del olvido,
marcado en la piel como extranjero.
Habito en un cubículo imposible,
camino inexorable a la locura,
la razón enredándose en preguntas,
y una ventana con destino a los abismos.

Gustavo Figueroa Velásquez
©

Ana Belén (España) - El hombre del viejo piano.


18 comentarios:

  1. Si estuviese contigo amada patria mía
    no estaría, lo digo, llorando en lejanía.

    Llorando en lejanía la tristeza me abruma
    y, la melancolía, a mi dolor se suma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael:

      Me gustan los versos que aquí me dejas que sé que son de tu autoría. El exilio es duro pero también tiene sus ventajas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy completa la entrada como siempre compañero; y el poema muy sentido, como todo a aquel, que por diferentes motivos, tiene que estar muy lejos de su patria. Como le apuntas a Rafael los exilios deben ser duros, pero creo que alguna ventaja también deber tener, por gente que he oído hablar de esas situaciones.

    Fuerte abrazo compañero Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa:

      Quien no ha vivido lejos de su tierra no podrá entender jamás lo que se siente cuando uno tiene que vivir en otro país. Pero, estamos de acuerdo, el exilio también le da cosas positivas a uno.
      Recibe mi abrazo amigo mío.

      Eliminar
  3. Hermoso tu poema Gustavo,y real sobre todo.
    No nos queda nada de la verdad, la memoria ha sido desechada y lanzada a vertederos malolientes. Para la conciencia actual el olvido es uno de los logros más sobresalientes y así la cultura vive en el tremendismo de la confusión.
    Perdona mis ausencias... es que no llego querido amigo.

    Besos Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore:

      Me ha gustado mucho tu reaparición en Contrastes y tu opinión me ha impactado mucho y, debo decirte, que me identifico plenamente con lo que aquí escribes.
      Un abrazo y un beso.

      Eliminar
  4. Lo mío es la prosa, pero cuando leo una poesía así, no puedo dejar de maravillarme y decirlo.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto:

      Sé muy bien que lo tuyo es la prosa y que bien que la manejas. Gracias por dejarte maravillar por mi obra.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Inquietante el poema de hoy querido Gustavo
    y es que habitas en un lugar muy diferente a tu hermosa patria
    aún así uno se enriquece , verdad?
    ..
    no se si invitarte a bailar ... y a un mojito jajaja

    besos y cariños

    pd/ el cuadro es tremendo ehhhh

    y la canción tb es de las de mis prefes ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piel:

      Con el poema he intentado transmitir esas sensaciones que nos acompañan a todos los que vivimos en el exilio, es decir, felicidad y muchas lagrimas de tristeza y profunda soledad.
      El cuadro de Oswaldo Guayasamín es estremecedor y Ana Belén es inigualable!!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Siento el alma desgarrada del "personaje", el dolor de continuadas agujas de hielo en su piel. Yo siento su frío, su angustia... pero también veo una soga al borde del abismo. ...Me encantó amigo, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andy:

      Querida amiga, sientes muy bien eso que el exilio produce en la gente y es así como tú lo describes tan maravillosamente. En mi caso, el exilio también me ha dado la oportunidad de hacerme más universal y más humano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Profundo, intensos versos!!!!..., llegando a sentir el desagarro del alma en un vacío que hasta las sombras están ausentes... dejan profundo dolor por no sentir la tierra de una patria que cobije a ese corazón...
    Fuerte abrazo Gustavo

    ResponderEliminar
  8. Pleamar:

    Muchas gracias amiga por tu presencia y tu sentido comentario que valoro mucho.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Este poema, es la semblanza tuya, maestro, en el dolor del exilio. Doliéndote ese estar donde no están las señales de tu identidad y tu cultura. MI abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos:
      Es así como tú lo dices admirado Poeta.
      Un abrazo.

      Eliminar