Pueblo Arhuaco en la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia. Foto tomada de Viajes Colombia

Pueblo Arhuaco en la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia. Foto tomada de Viajes Colombia
Pueblo Arhuaco en la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia. Foto tomada de Viajes Colombia


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 21 de febrero de 2016

Vibro

"Se exilia el hombre pero no la causa"

Marino Córdoba en Relatos del Exilio.

Camino al exilio - Foto tomada de internet.


Queridos amigos de Contrastes:

Una nueva semana y otra buena oportunidad para encontrarnos en esta casa de la cultura a la que llamo "Contrastes". 
Esta semana continúo con la serie "Relatos del exilio" de la periodista Luisa Fernanda López Arias y esta vez les compartiré un nuevo capítulo grabado en Estados Unidos en donde Marino Córdoba, representante legal de la Asociación Nacional de Afrocolombianos desplazados, se encuentra exiliado. Marino Córdoba sobrevivió a cinco atentados contra su vida.

Desde Contrastes quiero enviar, en mi nombre y en el de mi familia, mis más sinceras condolencias a la periodista Luisa Fernanda, a nuestra amiga Ángela María y a sus hermanas  por el fallecimiento de su señora madre, doña Nancy Arias, que en paz descanse.
También hago llegar mi voz de pesar al compañero Darwin Duque, en la ciudad de Cali, Colombia,  por el sensible fallecimiento de su madre, doña Esperanza Duque. ¡Paz en su tumba!

Relatos del Exilio - Estados Unidos.


Como una contraposición a la muerte, a la que nos quieren condenar los egoístas de la tierra, les ofrezco un poema que es un homenaje a la vida que germina desde las entrañas mismas del amor. Espero que les guste.

Óleo sobre lienzo de la artista española 
Susana Ragel Nieto.

Vibro


Vibro con la vida que llevas dentro,
con tu sonrisa agradecida por lo nuevo,
con tu vientre creciendo día a día,
con tus senos en actitud de espera;
vibro desde el instante del abrazo,
en el momento de tus ojos en mis ojos,
con tu palabra declarando amor,
con el hijo multiplicandose en tu vientre,
con tu caricia que besa como el viento.
Vibro con tus contracciones a la hora del parto,
con el primer llanto de esta vida nueva,
vibro hasta sentir que soy humano
cuando te miro y me miras compañera,
cuando juntos marchamos por la vida.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

Victoria Sur (Colombia) - Tu continente.

18 comentarios:

  1. felicidades por este poema. Hermoso de verdad!

    ResponderEliminar
  2. Maestro, a la perra muerte, que nos quieren condenar, los que siempre han tendido este país como su hacienda, y su expolio, hay que como en su poema, enfrentarlos para la vida, y sentir adentro, más allá del corazón, en el alma, con la compañera de viaje en el
    amor y los duros momentos, la necesidad de vivir. Más puede la vida, que la partera de la muerte.UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos:

      Gracias Maestro por coincidir conmigo en el lenguaje de la vida y el amor como arma potente y dignificante contra el lenguaje de la oscuridad y la alevosía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Mi más sentido pésame para esas pérdidas...
    Y mi aplauso como siempre para tu completa y sentida entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marinel:

      Gracias amiga mía por solidarizarte con las personas antes mencionadas y por tu presencia en Contrastes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El poema me ha producido ternura, y es que la situación de espera de una nueva vida es siempre ilusionante, mágica. Cuánto amor en ese tiempo y qué bien lo reflejas, poeta, con tu gran sensibilidad.
    El exilio es una de las situaciones más difíciles para un ser humano. Impresionante el testimonio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel:

      El lenguaje de la ternura y la ternura misma hecha carne, alma y una bella sonrisa son cosas que yo he vivido y tengo como dos de mis más felices vivencias.
      El exilio es bárbaro, es una herida siempre abierta, pero, no todo es malo en esa situación a la que uno ha sido sometido porque, como en mi caso, me he puesto en contacto con el mundo, con sus culturas, un nuevo idioma y nuevas y valiosas amistades que, quizá, en mi país jamás hubiera imaginado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Se exilia el hombre pero no la causa. Esta frase me perece genial, fantástica. Bonitos vídeos y que poema más bello. Dedicado al amor, en esa nueva vida, que estará plagada de buenos y malos momentos, porque esa es la razón de la existencia. Siempre mostraré mi solidaridad y apoyo con gente con agallas como las vuestras.

    Fuerte abrazo Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa:
      La frase que he resaltado en esta entrada es profunda, muy brillante y viene de un hombre con una capacidad de lucha enorme, un hombre que no sólo lucha por su propia vida sino por la de otros seres humanos que por razones de sus orígenes raciales han sido condenados al olvido en un país clasista y racista.
      Gracias compañero por tu solidaridad con nuestra gente y gracias por tus palabras en lo que se refiere a mi trabajo en este blog.
      Recibe un gran abrazo.

      Eliminar
  6. Celebremos siempre la vida. Bello poema, bello cuadro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam:

      Si, de acuerdo amiga mía, la vida hay que celebrarla!
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Excelente testimonio. Marino Córdoba es todo un luchador. Emociona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam:

      Lo dices muy bien...eso es Marino Córdoba.

      Otro abrazo.

      Eliminar
  8. Querido Gustavo:

    Emotiva, muy emotiva esta entrada con estas tristes noticias, y con la sobrecogedora noticia del exilio de Marino Córdoba.

    Ante la necesidad del compromiso, de tus maravillosas palabras y sentidas reflexiones, me viene a la cabeza una cita de Miguel de Unamuno pronunciada el 1 de octubre de 1936 que dice así: "Venceréis pero no convenceréis". Dirigida a Millán Astra, general del bando sublevado en España.

    Si bien me vine a otro contexto, creo que la cita recoge con toda su intensidad la injusticia de cualquier situación de exilio vivida en el mundo, donde "se exilia al hombre pero no la causa".

    Genial el contrapunto del poema "Vibro" tan hermoso, que muestra el amor y la vida en cada palabra, como si le diera la espalda a la injusticia y a la oscuridad y con toda su fuerza irrumpiera por encima de estas, así: "vida que llevas dentro", "lo nuevo", "creciendo", "multiplicándose", "vida nueva", en fin "vida". El elegante erotismo que abraza el cuerpo de la mujer es notable en expresiones como "sonrisa agradecida", "senos en actitud de espera", "te miro y me miras compañera".

    Una maravilla que nos hace vibrar a pesar de los pesares, y que se impone sobre ellos con la vibración del amor.

    Increíble y enhorabuena por los versos, el sentimiento y el compromiso. ¡Que no decaiga!

    Gracias, querido Gustavo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida elena clásica:

      El exilio es esa paradoja más terrible a la que se pueda ver enfrentado un ser humano, y digo paradoja, porque al igual que Marino Córdoba, yo también he experimentado las antípodas del exilio: la felicidad y la tristeza. Ciertamente que duele abandonar la tierra donde uno nació, la familia con la que uno creció y se educó, dejar (pero no abandonar) a los amigos a miles de kilómetros de distancia, todo eso duele, pero con uno viajan su cultura, sus ideas , su honestidad y su compromiso con la vida. Todo esta riqueza no va en una maleta sino que está fundida en el mismísimo ser que uno es y nos sirve a la hora de enfrentar lo nuevo, otra cultura o culturas, un nuevo idioma, gentes de todos los rincones del mundo y, si uno está dispuesto a saltar de la orilla del dolor para trascender, entonces, el exilio se torna bondadoso en cuanto que uno se hace mejor ser humano, más sabio, más sensible y mucho más solidario.
      Como siempre, mi admirada Poeta, tengo que decirte que eres un lujo para Contrastes.
      Recibe mi más grande abrazo y mi eterno agradecimiento.

      Eliminar
  9. !Que pena con tantas malas noticias!!!
    Pero también nos dejas ¡Vibro!
    El nacimiento de una nueva vida es un gran acontecimiento. No hay nada más hermoso que una nueva vida que comienza.Precioso y tierno poema.
    Por otro lado, ¿que voy a decirte yo respeto a esa gran herida siempre abierta que debe de ser el exilio?
    Vivir en un país donde no has nacido y a donde has tenido que ir, porque te han obligado, expulsándote del tuyo. Terrible Gustavo.
    Mi admiración para ti siempre y para todos aquellos que tienen que sufrir la misma situación,y por cierto algunos conozco y que personas tan grandes...Son todas las que luchan por un mundo mejor.

    Como siempre tu post desgarrador, pero bello e impresionante.

    Besos amigo Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Daphnelaluna:

      Te agradezco profundamente tus palabras que recojo como una forma más de enriquecer esta entrada, palabras en las que siento una gran carga de sensibilidad y una enorme capacidad de solidaridad. La mayoría de las personas en el exilio son gentes muy buenas y un puñado de ellos pueden, incluso, llegar a ser esos "imprescindibles" de los que hablara el gran dramaturgo alemán Bertolt Brecht.
      Besos amiga mía.

      Eliminar