Paisaje de verano del municipio de Lysekil, Suecia. Fotografía cortesía de Rosario Zúñiga D.

Paisaje de verano del municipio de  Lysekil, Suecia. Fotografía cortesía de Rosario Zúñiga D.
Paisaje de verano del municipio de Lysekil, Suecia. Fotografía cortesía de Rosario Zúñiga D.


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 13 de marzo de 2016

He guardado para ti.

Alejandra Pizarnik - Memoria iluminada.

"Thought in blue" pintura al óleo 
de Serge Marshennikov (URSS).

He guardado para ti

He guardado para ti
los últimos rayos dorados
de ese sol de otoño
que se fundían contigo
antes de las sombras.
He guardado para ti
mi último sueño
antes del amanecer:
allí eras cielo y tierra,
un segundo eterno
en la vastedad del infinito.
He guardado para ti
el beso mismo del amor,
este vino que es tuyo y mío,
este amanecer desde mi cama,
estos versos de Mario Benedetti
que rondan por  mi mente.
He guardado para ti
cielo, mar y serenatas,
un abrigo hecho con mi piel,
un beso viejo pero que es tuyo...
Todo lo he guardado para ti.

Gustavo Figueroa Velásquez
©

Queridos amigos de Contrastes:

La Poetisa Jenny Cabrera, madre vital en la recuperación del Parque de los Poetas de Cali, Colombia, quiere rendirle un tributo muy especial a todas la mujeres del mundo y nada mejor que hacerlo con uno de sus poemas en homenaje a la inolvidable poetisa argentina Alejandra Pizarnik.

La poetisa Alejandra Pizarnik (QEPD). 
Foto tomada de www.elmundo.es


MI HOMENAJE  A  ALEJANDRA PIZARNIK

Hoy te revivo.
En mis recuerdos encontré tu forma precisa
¡Ochenta- Cien años! estás aquí.

Una lágrima baña
Tu eterno nombre
Me revuelve la entraña,  la vida.

Estas aquí con tu acné
Tus dolores de cristal zafiro
Tus miedos, tus pastillas
Estás aquí y te imagino
Tranquila y  sosegada en ese  hogar
De almas escondidas.

Para que no alteres tu locura infinita
Hoy husmeo en la sombra de tus días
Tus madrugadas, tu cuarto solo
Tus anillos de ceniza, tu peregrinaje
Tu Paris en soledad
Tu exilio y  hasta tu última inocencia.

Hoy te recuerdo y me lleno de letras.

Te recuerdo Alejandra niña, alondra
Mujer todas, mujer nosotras
Locas, guerreras, alborotadas
Sembradas de miedo y  grandeza
Todas, con la fuerza de atravesar el mar
Y volver al útero.

Te recuerdo hoy, Pizarnik.

Jenny Cabrera/ Maye
©

Adioses del verano (Alejandra Pizarnik),
canta Pedro Nazar (Argentina).



10 comentarios:

  1. Maravillosa Alejandra Pizarnik. Me estremece su poesía.
    El vídeo que has colocado al principio lo vi y escuché hace ya, y me impresionó.
    Hermoso poema de homenaje el de Jenny Cabrera.

    Y muy sentido tu poema de amor total, de amor entregado sin fisuras, porque tú eres hombre que te das por completo. Se nota en tu poesía y se nota en tus palabras. Un ser de una pieza, leal y limpio.

    Un abrazo, Gustavo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel:

      La vida y obra de Alejandra Pizarnik es tan impresionante y a la vez tan conmovedora que resulta imposible no estremecerse. El video muestra mucho de lo que fue su vida, su obra y sus cuitas.
      El homenaje que Jenny Cabrera a Alejandra es muy bello y es la expresión de una Poeta muy sensible y de una generosidad impresionante.
      Gracias, amiga mía, por tus palabras tan generosas en lo que a mi se refiere.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un hermoso poema nos dejas poeta, sobre lo mucho que podemos guardar para quién amamos. El homenaje a Pizarnik siempre es bello, todos los merece. Un abrazo desde Uruguay con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lyliam:

      Quien ama siempre se acerca al amor expresado este en palabras, en piel o en un detalle.
      Pizarnik es para ser recordada siempre!
      Un abrazo para ti y para todo Uruguay.

      Eliminar
  3. Mestro, en este poema, pones a pruba tu más honda vena lírica y amorosa, para la mujer. Entregas el alma, parida de sentimientos. Como lo dices, en el cierre, lo entregas todos.
    Y el poema de tu amiga poetisa,recordando a la Pizarnik, en toda su
    hondura, escarbando adentro de la intimidad de esta poetisa dolida, exilada... y atormentada por el desamor. UN abrazo, maestro. Carlos

    ResponderEliminar
  4. Carlos:

    Ya sabes que el amor es el alma de mi poesía, es la fuerza que me empuja y me inspira desde el cuerpo y el alma de una mujer.
    El poema de Jenny es hermoso y es una pequeña radiografía de la poetisa Alejandra Pizarnik.
    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  5. Querido Gustavo:

    Es un lujo encontrar este sentido y precioso homenaje a nuestra querida Pizarnik. Solo un poeta sabe cómo encontrarse con otra alma lírica y así lo refrendas con tus maravillosos versos, miel dibujada de estrellas para soportar el dolor que nos impone su sentimiento vivo siempre.

    "Los rayos dorados antes de las sombras", "el último sueño antes del amanecer", esa sensación de misterio en lo incomprensible de la infinitud, oh, "un abrigo hecho con mi piel", el vino compartido, "un beso viejo pero que es tuyo"... No, no podías haber guardado más alma para la eterna Pizarnik, y estas palabras estremecen como "el beso mismo del amor", como el sufrimiento del espíritu, como la hipersensibilidad golpeada brutalmente por este mundo ajeno.

    A ella y a los que la adoramos nos llegan muy hondo estos versos, amigo Gustavo, solo podías ser tú...

    Gracias y enhorabuena también a Jenny por su delicioso poema y su brillante homenaje a Alejandra y a todas las mujeres, por su dedicación a la poesía, por su "cristal zafiro".

    Una entrada bañada en la emoción guardada del tiempo que se ha parado para siempre.

    Muchas gracias y un abrazo, querido poeta.

    ResponderEliminar
  6. Hola Gustavo es un gusto llegar a tu blog, gracias por compartir la magia de Pizarnik. Con tu permiso me quedo.

    ResponderEliminar