Budapest, Hungria. Fotografía tomada de brightcove.net

Budapest, Hungria. Fotografía tomada de brightcove.net
Budapest, Hungria. Fotografía tomada de brightcove.net


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 7 de mayo de 2017

El rostro del exilio




Hola mis amigos de Contrastes, una nueva semana y ya en el mes de mayo, comenzamos a disfrutar de la primavera y muy rápidamente nos vamos aproximando, por fin al tan esperado verano y mientras eso sucede, les quiero compartir una noticia cultural que bien vale la pena reseñar en Contrastes. El Poeta colombiano, de Cali, Carlos Fajardo Fajardo, me ha hecho llegar un correo en el cual me comparte la feliz publicación de su poemario "Bajo extraños soles", libro que fue publicado en España por la Editorial Ars Poetica de Asturias.
Desde Contrastes envío mi saludo y felicitaciones al Poeta Carlos. Mucha suerte compañero.

LEJOS DE CASA


Demasiado rumor del mar a lo lejos
y aquí se mueve el viento con una gaviota imaginada.
Demasiada niebla en estas calles
donde viniste a detener tu nombre entre jardines
desechos,
ruido de bocinas, aromas de secos árboles.
Demasiado celaje en los imperios del cuerpo.
Ruge el viento en regiones remotas.
Alguien teje el dolor en la rueca del mundo,
este ir y venir por los trastos del día.


Carlos Fajardo F.


A continuación les dejo este enlace para que puedan leer más sobre el libro en mención y saber más sobre Carlos Fajardo F.



A continuación, amigos míos, les ofrezco dos poemas de mi autoría.

La soledad, óleo sobre tela de la artísta colombiana 
Marcela Sánchez, Mara.


Días de exilio


Hay días de exilio
que son como de soledad,
que tienen una bandera
como una mariposa negra
haciendo venias a la muerte.

Hay días de exilio
que parecen fantasmas
apertrechados en el alma,
que parecen sirenas
de ambulancias
llorando por las calles.

Hay días de exilio
huérfanos de risa,
son como bofetadas
grises en el rostro,
días que pasan y no pasan.

Hay días de exilio
apretando la garganta,
son como lápidas
anticipadas al difunto,
y el hombre cae
y muere un poco.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

Atardecer en grises - Óleo de Oscar A. Elías 
del Carpio (Perú) 

Cae la tarde


Cae la tarde con un gris plomo,
el silencio se multiplica en cada calle
y en el alma duermen las nostalgias
como un amasijo de tristezas seculares.
El aire es frío, el viento agobia,
una campana tañe lastimera,
en las calles sólo hojas muertas,
¿dónde estás y dónde estoy?
Cae la tarde con un gris plomo,
es como un hálito perverso ,
una bofetada atrincherada
en un asomo ligero de sorpresa.
Los lobos asesinos ya no aúllan,
un cementerio lo devora todo,
por algún lado gime un hombre
apuñalado por la angustia.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

©
Alfredo Zitarrosa (Uruguay) - Desde el exilio


21 comentarios:

  1. ... aromas de secos árboles...
    Y en el alma duermen las nostalgias... Dos voces ,dos amigos, celebró la poesía de los dos, tanto dolor, tanta esperanza, gracias Gustavo por compartir la escritura de Carlos Fernández.Abrazo a los amigos de CONTRASTES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jenny:

      Gracias querida Poeta por tu presencia en esta casa de la cultura que también es y será tu casa.
      Recibe mi abrazo.

      Eliminar
  2. Muy bonito el poema de Carlos,tu amigo.felicidades para él.Sabes que Asturias esta pegadito a mi tierra?
    EL poema tuyo es como alguno de los domingos que yo he vivido y alguna que otra vez vivo,como si no hubiera vida,pero...eso es otra historia.
    Muy bien pincelado también el segundo
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gó:

      Tuve la oportunidad de estar en Gijón, tierra Asturiana, y guardo gratos recuerdos de esa visita. Cuál es tu tierra?
      Gracias amiga por tus palabras en relación al poema de Carlos y al mío.
      Saludo.

      Eliminar
  3. En primer lugar te tengo que agradecer haberme introducido a la obra de Fajardo y en segundo, que me hagas pensar sobre la realidad del exiliado, que se fue de su patria por cuestiones políticas (o raciales) porque era eso o la cárcel o lo que es peor, muerte. Y cuántas veces que ha pasado en la historia y sigue pasando...

    Un gran abrazo



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam:

      Gracias a ti por venir y apreciar este trabajo que ofrezco cada domingo como una manera de hacer cultura a través de la poesía.
      La realidad del exiliado es dura pero también llena de contrastes, se sufre, pero, también se aprende mucho y uno, de alguna manera, se hace más ciudadano del mundo.
      Un grandísimo abrazo.

      Eliminar
  4. La nostalgia de la patria lejana está muy bien descripta en el poema de Fajardo y en el tuyo, que me llegó mucho porque yo tampoco vivo en mi país de origen, aunque por otros motivos.
    Tu segundo poema también es muy triste, hermosamente triste, diría.
    Un abrazo, Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella:

      El drama del exilio nos marca y nos transforma negativa o positivamente y, para mucho, como yo, la poesía es una de las maneras de sobrevivir la adversidad. Carlos es uno de esos poetas y personas cultas que bien vale la pena leer.
      Un abrazo amiga mía y encantado de verte por esta tu casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Enhorabuena, por todo lo bueno y bien que hacéis los poetas.

    Abrazo Gustavo.

    ResponderEliminar
  6. Tres hermosos poemas con un mismo sabor de fondo, el de la nostalgia. Un gusto conocer a Carlos Fajardo y pasear por el enlace que nos has dejado.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela:

      Muy agradecido por tus palabras en relación a la poesía de Carlos y a la mía. Estoy seguro que el Poeta Carlos Fajardo Fajardo estará muy agradecido tanto contigo como con todos mis lectores que han opinado sobre su obra.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  7. Muchas veces te recuerdo y me maravillo por tu capacidad de producir poemas y encima de calidad, que es lo difícil.
    Los días de exilio pueden ser duros,pero tu poema es fantástico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge:

      Me has hecho emocionar por recordarme y por tener en tan buen concepto mi trabajo poético. Sí, los días del exilio son duros pero se aprende, al mismo tiempo, a ser más universal y, eso, es una ganancia enorme!
      Cómo sigues amigo mío?
      Yo tengo mucho motivos para siempre acordarme de ti y parte de ellos están en esta casa cultural que también es tuya.
      Recibe un fraterno y agradecido abrazo.

      Eliminar
    2. Gustavo, estoy muy bien, gracias.
      Te he enviado un correo electrónico, cuando lo leas, me lo dices.
      Gracias

      Eliminar
    3. Mi apreciado Jorge:

      Cuánto me alegra tu respuesta. Te cuento que he revisado mi correo y no he visto tu correo electrónico.
      Por si acaso, mi dirección es esta: figueroa_gustavo@hotmail.com
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Gustavo, la palabra Exilio... tiene garfios entre sus letras, a mi me abren las venas y desangro. Tú lo has dicho todo en tu profundo y sentido poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Maestro, mis respetos con el poema Días de exilio. Quién no se ha sentido así, donde se abandona uno para morir, pero no...es un anticipo de la muerte en días oscuros, de desazón. Y se toca este poema, con los versos de Cae la tarde, con la ruindad de sus horas, el despeño en un estado de imprecisas sensaciones amargas, que nos dejan con como lo señalas con un puñal de angustia. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  10. Digo de Carlos Fajardo, y sus versos, de días donde la vida tiene sabor a dolor: es que nos marca con herraje de fuego, la distancia, la diáspora forzada. Más abrazos, Gustavo. carlos

    ResponderEliminar