Paisaje de verano del municipio de Lysekil, Suecia. Fotografía cortesía de Rosario Zúñiga D.

Paisaje de verano del municipio de  Lysekil, Suecia. Fotografía cortesía de Rosario Zúñiga D.
Paisaje de verano del municipio de Lysekil, Suecia. Fotografía cortesía de Rosario Zúñiga D.


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 19 de abril de 2015

Te he encontrado

Gabriel García Márquez (1927 - 2014)

Un año después de su muerte, sigue vigente en nuestra memoria Gabriel García Márquez, el inolvidable Premio Nobel de literatura; un año después muere, en Uruguay, Eduardo Galeano,  el brillante escritor de Las Venas abiertas de América Latina. Creo que mi mejor manera de rendirle un homenaje a Eduardo es ofreciéndoles esta entrevista. Eduardo siempre estará con nosotros, con el pueblo de toda una Latinoamérica que Galeano siempre abrazó y reflejó en sus obras. Eduardo, descansa en paz!

Jaume Barberá, del canal 3 de la televisión de Cataluña, 
entrevista a Eduardo Galeano (QEPD): 
“No vale la pena vivir para ganar, vale la pena vivir para seguir tu conciencia.

Me queda este recuerdo junto a Eduardo Galeano,
en la isla Laxön del municipio de Älvkarleby, Suecia, 
en el año 2010, cuando el escritor de "Las venas abiertas de América Latina" 
recibió el prestigioso Premio Stig Dagerman.

Oswaldo Guayasamin - El camino de las lágrimas.

Te he encontrado
(o talvez no)


Te he encontrado, de repente,
en esta esquina tan concurrida
de esta vida que tengo aquí y allá,
te veo un rostro de interrogación,
una mirada escudriñando miedos,
y una sonrisa reservada para el ego.
En realidad, no sé si te encontré
o soy yo en mi propio laberinto,
y aquí estoy como si no estuviera,
abriendo los ojos que ya no ven,
y me parece ser y, a ratos, no ser.
Duro el momento de la realidad:
Los hombres pasean su orgullo,
las mujeres sus sueños de gloria,
los niños su inocencia ante el abismo
y yo, aquí, sin que nadie me vea.
En esta esquina tan concurrida
de esta vida que tengo aquí y allá
se me escapan recuerdos enmohecidos ,
la nostalgia tiene el beso de Judas
y tú que me miras vacilante
como si fueras un espejo agrietado,
tú, talvez yo, escarbando en mi memoria,
tienes un otoño fusilado por el frío.

Gustavo Figueroa Velásquez
©

Dúo Main Tenat - Benissimo




22 comentarios:

  1. Hermoso homenaje a Grabiel a un año de su partida y a un compatriota tan querido como Galeano poeta amigo. El poema es simplemente precioso Gustavo, siempre es un enorme placer visitarte. Un abrazo desde Uruguay con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lyliam:

      Siempre tendremos en nuestras memorias a dos grandes como Gabriel y Eduardo, orgullos de Latinoamérica!
      Recibe mi abrazo desde esta Suecia primaveral.

      Eliminar
  2. Un homenaje merecido para estos dos escritores.

    Tu poema bello.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pluma Rosa:

      Ciertamente que ellos dos se lo merecen.
      Gracias estimada amiga por regalarme tu tiempo y tus palabras.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Memoria de dos grandes, que estuvieron al lado de la vida y la inclusión: Gabo, Galeano, El poema, esa necesidad de saber si somos o no, cuánto hemos hecho por estar donde deberíamos estar, cuando nos confrontamos con el otro que se aparece en los adengtros, y también tiene la cara rota, como el otro que desanda los caminos..UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos:

      El ser humano siempre ha estado en la búsqueda de su propia identidad, de encontrarse consigo mismo y darse respuestas a tantos interrogantes y en ese sentido va mi poema.
      Gabriel y Eduardo son referentes vitales de una América que se debate entre ser y no ser.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo creo que morir, morimos todos. Todos viajamos hacia ese azul un sorpresivo y siempre inesperado día, y, aunque dejamos rastro de nuestra existencia en las personas que nos amaron y los enseres que nos rodearon, ningún rastro es como el de esas gentes que llevaron el arte en sus venas y lo derramaron por doquier.
    Has tenido la suerte de conocerlo y eso es mucho.
    Gran y hermoso homenaje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marinel:

      Ciertamente que todos morimos, cumplimos nuestro ciclo de vida y alguna huella dejamos, para bien o para mal; pero, como tú bien dices, Gabriel y Eduardo, "llevaron el arte en las venas y lo derramaron por doquier".
      Gracias amiga mía por darme tu tiempo y tus reflexiones.
      Besos.

      Eliminar
  5. Hola Gustavo, justo estaba recordando que se había cumplido ayer un año del fallecimiento de Gabo, que buen homenaje a él y a Galeano.

    Tu poema, marca muy claramente esa búsqueda interna
    en los propios laberintos vitales, excelente.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam:

      Tus orígenes te han hecho recordar al padre del realismo mágico. A estos dos gigantes hay que recordarlos por siempre.
      En cuanto a mi poema, tú como sicóloga que res, lo has sabido comprender.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Bonito y merecido homenaje para estos monstruos de las letras, que aunque ya no estén, sus regalos literarios siempre permanecerán con nosotros. Muy buenos los vídeos, y me encanta esa foto que has puesto en el encabezamiento de la entrada.

    Abrazo Gustavo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa:

      Tu comentario está escrito con las palabras justas y necesarias...nada más qué agregar!
      La fotografía de El Jardín es bellísima!
      Un abrazo compañero.

      Eliminar
  7. Buen homenaje para escritores buenos, Gustavo. Únicos.

    Único tu también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tecla:

      Gracias amiga mía por tu visita, por tus palabras y por el halago que brindas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Entrada completísima, querido Gustavo, tal y como es tu costumbre. Siempre nos das de manera generosa, lo que te agradezco con el corazón.

    Un año sin Gabo, sí, una pena para quienes tanto lo queremos, aunque no esté.
    Otra pena la muerte de Galeano. El vídeo de él que nos traes, lo he escuchado, pero no me importa hacerlo de nuevo. Una mente lúcida la suya.

    En cuanto a tu poema, me ha gustado especialmente. Esa duda sobre la propia identidad, ese tú, ese yo... Pero tus versos lo bordan:
    «En realidad, no sé si te encontré
    o soy yo en mi propio laberinto,
    y aquí estoy como si no estuviera,
    abriendo los ojos que ya no ven,
    y me parece ser y, a ratos, no ser.»

    Gracias por tanto, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi admirada Escritora y Poeta:

      Gabo y Eduardo nos han dejado un legado de cultura brillante, traducido eso, en una literatura que ha trascendido la realidad misma para tocar lo fantástico o a la inversa, con una prosa limpia al estilo de los mejores maestros porque, Gabo y Eduardo, fueron unos maestros, de los más grandes, no solo en el arte de manejar nuestro idioma sino en el conocimiento de las sociedades de América Latina y, de manera particular, las de sus propios países. Fueron hombres nacidos, como todo el mundo, en un punto específico del planeta pero que se hicieron universales por su obra que nos ha quedado para siempre, para que ellos sigan vivos entre nosotros.
      Querida amiga mía, nuevamente te doy las gracias por tanta generosidad y tanto estímulo que me brindas.
      Besos.

      Eliminar
  9. Querido y admirado poeta: solo tu trabajo me consuela en estos difíciles momentos que está pasando mi querida Peque con su salud física. Ya te contaré con detalle cuando pueda. Mientras tanto, estoy seguro de que todo se resolverá porque, como dijo alguien en Madrid hace muchos años, "Jesucristo y yo somos mayoria absoluta". Un abrazo para vosotros con toda mi amistad y cariño. ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Fernando:

      Lamento mucho lo de la salud de tu amada Peque y solo deseamos, y tenemos fe que así será, que ella se recupere pronto para su propio bien y para ti también, mi admirado amigo.
      Ya te escribiré a tu correo privado.
      Te enviamos un gran abrazo y nuestro afecto y lo mismo para tu querida esposa.

      Eliminar
  10. Con Miguel Hernandez comencé a amar la poesía
    con García Marquez .. me enamoré de la tierra, de los hombres, descubrí entre líneas los sentires del hombre, me marcó tanto que cuando necesito "creer" releo 100 años de soledad..
    Y tu querido amigo has sido un privilegiado .. conocer a un hombre como Galeano, marca ( seguro) y si siempre hay una esquina donde los recuerdos renacen aunque sea entre las penumbras ..
    Gracias por esta entrada, y por tu sentido poema
    Que tengas un excelente semana !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MaRía:

      Evidentemente que tanto Miguel Hernández como Gabo nos han dejado su impronta traducida ésta no solo en su obra sino en las emociones que la misma despierta en nosotros.
      Gracias mi apreciada amiga por llegar hasta Contrastes y dejar tu huella.
      Feliz fin de semana.

      Eliminar
  11. Por fin!!! jajaja no encontraba nunca donde dejar el comentario y hoy me puse a inspeccionar tu blog minuciosamente... me gustó mucho tu poema, esa duda, esa soledad en la esquina en la que ves y nadie te ve, donde renace y quien sabe si no muere el uno mismo. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvana:

      Qué bueno que por fin has encontrado el camino a mi blog y que hayas dejado tu huella en Contrastes, huella que valoro mucho y que espero que se siga repitiendo.
      Saludos amiga.

      Eliminar