El gran meandro del río Colorado, en el Gran Cañon, Estados Unidos - Foto tomada de cdn.traveler.es

El gran meandro del río Colorado, en el Gran Cañon, Estados Unidos - Foto tomada de cdn.traveler.es
El gran meandro del río Colorado, en el Gran Cañon, Estados Unidos - Foto tomada de cdn.traveler.es


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 7 de agosto de 2016

Italia y la belleza

Vista parcial de La Fontana di Trevi en Roma, Italia.
Fotografía de Gustavo Figueroa V.

Hola mis amigos de Contrastes, nuevamente con ustedes después de haber estado de vacaciones durante trece días en Italia en donde tuve la oportunidad de visitar Roma, Florencia, Venecia, Treviso, Padua y Arfanta; fueron unas vacaciones fabulosas llenas de mucha cultura, poesía, excelente gastronomía y un goce indescriptible de la belleza que como un poema viaja con uno a lo largo de toda Italia.
Desde que inicié mis vacaciones viajando a Colombia y después a Italia, no he tenido, practicamente, tiempo para visitar los blogs amigos, pero, espero, ir haciéndolo poco a poco.
Bien, pues es hora de entrar en materia y a continuación les comparto algunas fotografías que tomé en algunas de las ciudades que visité en el país mediterráneo antes mencionado  y, lógicamente mi poema para esta semana.

Les deseo una feliz semana y gracias por visitarme.

En Venecia, Italia.

La Catedral Santa María del Fiore en Florencia. 
Foto de Gustavo Figueroa Velásquez.

La belleza


La belleza está ahí, presente,
como un Vang Goth explosivo,
como un Beethoven vigoroso,
o en la magia de García Márquez.
La belleza está ahí, visible o invisible
estimulando tus sentidos y los míos
para hacernos más sensibles
a nuestro entorno fabuloso
y, también,
para  hacernos bellos, día a día,
como una mariposa al abrir sus alas
para un vuelo mágico de arco iris.
La belleza se desliza sutilmente
sobre la superficie evanescente
de la subjetividad
para ser después una aurora boreal
al nivel de la conciencia
de esos individuos
que se revolucionan a si mismos.
¿Quién podría descubrir la belleza
si se está ciego para verla?
La belleza es un poema ebrio de felicidad,
la nota de un sonido vibrando
a la luz de un amanecer,
la posibilidad de hacer una pirueta hermosa
y dejarla plasmada
en el lienzo aún sin preparar;
la belleza es, tal vez,
ese instante en el que el fotógrafo
percibe la imagen que desea para si,
la danza vibrante de dos cuerpos
muy juntos...
la irrupción del asombro
por todos los sentidos.
La belleza con su luz
es como un beso cálido de la inspiración,
la belleza marcha a la par
del hombre nuevo;
es, junto con él, un salto cualitativo
de la capacidad del ser humano
de ser uno con el universo.
Ay, si perdemos la capacidad del asombro,
Ay, si la perdemos,
estaremos ciegos porque nuestros ojos
podrán mirar pero jamás ver;
estaremos mudos porque no tendremos
las palabras necesarias para describir lo bello
y seremos sordos porque
aunque escuchemos no podremos oír
la poesía de la suave brisa
que acaricia nuestros rostros,
el trinar de un pajarito en primavera
y el te amo más tierno y honesto
que salga de los labios de la persona
que nos ama sin que lo sepamos.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

La Catedral Santa María del Fiore en Florencia, 
Foto de Gustavo Figueroa Velásquez.

Porta San Tomaso (La Puerta de San Tomás ) en Treviso, Italia. 
Foto de Gustavo Figueroa V.

Antonio Vivaldi - Las cuatro estaciones.

8 comentarios:

  1. Querido amigo: No podrías describir mejor la belleza, hay tanta a nuestro alrededor, pero estamos ciegos, miramos sin ver, para muestra los registros que compartes de tu viaje, nos falta mucho por conocer, la cultura, las personas que dentro llevan consigo tanta belleza, sentimientos que a veces no percibidos y que están ahí tan cerca y cada cual manifiesta a su manera. Hermoso poema. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo:

      Comparto plenamente contigo lo que afirmas en tu comentario. Mil gracias por venir y dejar tu huella.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. El poema es una justificación a no perder la capacidad del asombro. Si en él se expresa una admiración a la belleza de las artes (ahí están la plástica, la literatura...destacando la poesía), que son la vida misma y el amor, negarse al asombro, sería como dejarse de vivir y conocer, porque la ciencia, es también producto de lo mágico y feérico. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos Augusto:

      Todo ser humano incapaz del asombro, a mi juicio, anda perdido por la vida, está errático y sumido en la cárcel de lo mediocre, imposibilitado de apreciar la primavera de la creación del hombre. Ver la belleza es también un salto de calidad del Ser.
      Un abrazo Maestro.

      Eliminar
  3. En esa época del año – en el Sur- cuando de a poco vemos la primavera acercarse, despertarnos y ver el cielo azul cada día mas claro y las plantas que lentamente salen de su letargo es también para mí un momento de belleza extraordinaria.
    La belleza está al alcance de todos como bien lo expresas en tu poema, solo hay que saber mirar y encontrarla, mirar con los ojos del alma.
    Gracias por tan hermoso post, por tu poesía y por esas imágenes tan lindas. Qué bellas han sido tus vacaciones me alegra mucho que lo hayas pasado tan bien y disfrutado tanto.
    Besos desde el Sur.
    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rembrandt:

      Gracias querida amiga por seguirme, por venir y regalarme tu tiempo y, por sobre todo, por saber ver la belleza y ser parte de ella.
      Si, la verdad es que disfruté de unas vacaciones excelentes, de mucha riqueza cultural, todo un goce para la vida que vivo.
      Besos desde el norte escandinavo.

      Eliminar
  4. Querido Gustavo

    Belleza es sumergirse en tu poema

    Sabes? A veces apetece sentir la musicalidad de la voz que lo crea, para sentir más si cabe, esa misma belleza desde la propia esencia.

    No hace mucho, en noviembre precisamente, viaje a Italia, adoro ese país, se palpan almas añejas , se palpan historia, se palpa vida.
    Me permití la licencia de ir por libre unas cuantas mañanas, recorrer lugares cotidianos, mezclarse con sus paisanos, ser una más, no una turista más...
    Algo hay que me enamora ,

    Espero que disfrutases mucho, bueno, estoy segura de que si.

    Un beso y un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida MaRía:

      Gracias por venir a escudriñar estos rincones en donde anida la belleza o por lo menos una parte de ella. Sabes, algún día creo que le voy a poner voz a mis poemas y ya verémos que pasa.
      De acuerdo contigo sobre lo que afirmas de Italia; yo quedé enamorado de ese país. Desde luego que disfruté mucho de Roma, Venecia, Florencia, Treviso, Padua, etc.
      Recibe mi abrazo y un beso.

      Eliminar