La brutalidad del Estado asesino de Colombia

La brutalidad del Estado asesino de Colombia
La brutalidad del Estado asesino de Colombia


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

martes, 11 de mayo de 2021

Cali resiste, Colombia despierta.


 

Queridos amigos de Contrastes, quizá muchos de ustedes ya estén enterados de la dramática situación de orden social que se vive en Colombia y en Cali, concretamente.

La huelga nacional que se adelanta en Colombia, desde el 28 de abril, es para exigirle al gobierno fascista de Iván Duque, títere del sanguinario expresidente Álvaro Uribe, la derogación de una reforma tributaria y de la reforma a la salud, etc,  La respuesta del gobierno fascista ha sido una represión sanguinaria, violenta y pisoteando, sin ningún tipo de escrúpulos, los derechos humanos a los que el Estado colombiano se ha comprometido respetar internacionalmente.

El Paro Nacional sigue, con Cali como epicentro de la resistencia a la barbarie fascista, y el gobierno prepotente de Iván Duque rechaza abiertamente acuerdos con el Comité Nacional de Paro y lo único que hace este gobierno, junto con los medios de desinformación colombianos (RCN, CARACOL, El Tiempo, Semana, etc) es tratar de manipular al grueso de la población y, lo peor, están tratando de enfrentar pueblo con pueblo para de esta manera desprestigiar el Paro Nacional y crear las condiciones para decretar el estado de conmoción interna (antiguo estado de sitio) y con ellos darle el poder total al Presidente y este, a su vez, a los militares para que violen abiertamente los Derechos Humanos, también, quieren crear la sensación de caos general para justificar la suspensión de las próximas elecciones presidenciales porque saben que las van a perder. Tengo que decir, que ya tenemos una dictadura en Colombia.

Las organizaciones políticas del mundo (ONU, Unión Europea, Estados Unidos, OEA) deben reaccionar enérgicamente y exigirle al gobierno de Duque el cese de la violencia contra el pueblo. A día de hoy, el Esmad (fuerza antimotines del Estado), el Ejercito y paramilitares han asesinado a más de 40 jóvenes, la mayoría en Cali, han desaparecido cientos de personas y han violado a mujeres, jovencitas que protestaban pacíficamente.

Me solidarizo con el pueblo colombiano, con esa tierra que me vio nacer y que tuve que dejar por el terrorismo de Estado que acabó, a sangre y fuego,  practicamente al movimiento político del que participé: La Unión Patriótica. Dice el himno nacional de Colombia en una de sus estrofas: "Cesó la horrible noche...", no, la horrible noche no ha cesado y las hienas sedientas de sangre de pueblo acechan por las calles. La horrible noche no ha cesado pero el pueblo no se rinde y la lucha sigue.

Al gobierno de Duque-Álvaro Uribe, a los militares y a la Policía Nacional: Cali y toda Colombia se respeta.

Dadas las circunstancias que vive el pueblo colombiano me permito invitarles a leer dos poemas que resumen lo que nosotros como poetas sentimos en estos días de lucha por una Colombia nueva, justa para todos.

Reciban mi abrazo.

Foto tomada del blog La joroba del camello.


Patria y muerte

 

¿Cómo escribir los versos más dulces

cuando a tu país lo matan en las calles?

 ¿Cómo  “sacrificar un mundo para pulir un verso”*,

 si te silencian las balas oficiales sin perdón?

 Gente de todos colores:

 media,

 de abajo,

 estudiantes,

 niños,

 muchachos

 viejos,

 arrancados,

 artistas,

 pequeños empresarios

 buhoneros

 mecánicos,

 poetas y

 chaceros

 marchan por las calles,

 con el amarillo, azul, rojo de la bandera

 enhiestos los colores de la patria.

 Todas las gargantas juntas

 juntas todas las gargantas

 alzadas

 en una sola garganta

 furia jupiterina contra

 los tributos,

 los gravámenes,

 los impuestos inclementes

 de arraigados tentáculos

 que estrangulan los salarios de la nación.

 Y han disparado desde todos los costados

 del país,

 sin piedad,

 han tirado matar

 y los medios electrónicos y escritos

 oficiosos con la pauta publicitaria del gobierno

 en el bolsillo

 niegan los muertos sin sonrojo,

 sin pudor:

 esos muertos no son sus muertos,

 ufanándose de decir “siempre la verdad”

 Nadie ha dado la orden de disparar

 -vocifera el gobierno-

 pero si todos los vieron,

 a esos muertos que son nuestros muertos

 caer,

 todos los vieron

 desangrarse en la bandera patria

 que llevaban como escudo

 en una larga agonía,

 agonía larga

 para la cual nada podrá el

 olvido…

 porque esos muertos si eran nuestros muertos.

 

Carlos Augusto Pereyra Martínez


Foto tomada del blog La joroba del camello.


Dolor de patria

 

Hay un dolor de patria

que inunda los ríos tutelares,

que se arrastra por el polvo,

un dolor como de sangre,

de cuchillos fieros en la carne.

Un dolor como de ausencia,

de páginas arrancadas a los libros,

de funestos discursos repetidos,

un dolor maldito que ahoga

el inminente grito de los pueblos.

Hay un dolor de patria

que se retuerce por las calles,

un dolor que abre grietas

en una bandera desteñida.

 

Gustavo Figueroa Velásquez

©

Canción sin miedo.



El Grito

 

El grito, como un eco aterrador,

como una sirena enloquecida,

como un vidrio que se rompe,

como el ego destruyendo espejos.

El grito, como una ola moribunda

como un dardo a los oídos,

como el llanto que constriñe,

como de la carne torturada.

El grito de uno y de todos,

de los cuerpos mutilados,

de Kim Phuk gritando quema,

de ellos, los inocentes,

desangrando su infortunio.

El grito de dos hermanos coreanos

abrazados en medio de las bombas.

El grito, si, el grito del horror,

un grito de rabia e impotencia,

un grito que duele en las entrañas,

pero, un grito como un eco infinito,

un eco contra el fin de la barbarie.

 

Gustavo Figueroa Velásquez

©

El pueblo unido jamás será vencido.


14 comentarios:

  1. Gracias, maestro Gustavo, por la deferencia de traer a colación mi poema, Patria y muerte, a raíz de lo que ya se preveía con las marchas del 2019 que pusieron en pie de lucha a los colombianos contra las medidas económicas y sociales de un gobierno, hijo del régimen fascista del Uribato, que lleva veinticuatro años, ejerciendo un gobierno para los privilegiados (la banca, sistema financiero, dueños de la tierra, contratistas del estado, y especuladores de la mano que no invierten en empresa, ni empleo) y permitiendo la corrupción en negociados con las empresas estatales, como favorecer a corporaciones y sociedades en el negocio de manejar platas de fondos de salud, pensional, sin invertir un peso: POniendo a pagar los huecos fiscales derivados del gasto y el derroche en el gasto público, con tributos exaccionatorios a la clase media, baja y pensional, gravándole sus desmirriadas mesadas. ES infame este régimen, y digo régimen porque el discurso del presidente Duque, es el de Uribe, que desde su llegada al poder, merced a narcos que lo apoyan, paramilitares, sector de la banca, financiero, y oligarquía, que le compran los votos, y financian las compañas o ayudan a mover los votos en la registraduría con la coima y el soborno, ha diseñado con su partido Centro Democrático, una estrategia para cooptar los poderes para su régimen de más de cinco lustros, que niega la democracia, la justicia social social y la inclusión. No extraña, que lo que paró la pandemia, estallara este 2021, en el peor pico de la peste. Es que el gobierno de Duque, ha hecho estallar al régimen Uribista. Las comunidades indígenas, los jóvenes desempleados y sin oportunidades de ingreso a la educación superior, pensionados arrinconados por una magra pensión que se deprecia cada día ante el costo creciente de la vida, y el voraz IVA, se "mamaron" físicamente del régimen del uribato, y prefirieron el riesgo del covid, para cambiar este estado de cosas.
    Bienvenido su poema, hecho grito ante la barbarie y la misma muerte, que linda en una cuarentena de homicidios por las balas oficiales, que como en la canción adaptada en el video, han cortado las alas, como la del pacifista Lukas, y qué mejor remate que las voces en alto en el video del pueblo unido jamás será vencido, que como este que hoy sale en Colombia a buscar una democracia incluyente que respete la vida, la libertad y el derecho al bienestar de la salud y la comida. En esta Colombia, el hambre y las quiebras económicas, han sido decisivas en la lucha. UN abrazo, maestro Guatavo, y siempre mi aprecio-
    Carlos, desde mi cubil garrotero, Piedecuesta, también parado en la raya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maestro, tu poema es un grito de lucha, de denuncia, de poner en el centro de la horrorosa noche el clamor de todo un pueblo que se cansó de ser engañado, de ser vapuleado y robado por esos delincuentes que hoy tienen secuestrada a Colombia. Tu análisis, el que dejas en mi blog, es una radiografía muy clara de lo que está pasando en la tierra nuestra, en la de Gabriel García Márquez.
      Gracias Maestro por elevar tu voz desde la belleza del arte y juntos, todos, venceremos!
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Gustavo, es terrible lo que esta aconteciendo en tu pais,
    Leo noticias y tristemente he visto algunos videos. Realmente hay situaciones que no se pueden sostener tantos años , un pueblo sufrido, con tantas carencias a nivel social, sin empleos mientras ven enriquecerse a los que siempre están en el poder, arrasando con todo y evitando que el pueblo viva dignamente.
    Dar vía libre desde el gobierno, autorizando la represión y la vulnerabilidad de los derechos de las personas es muy grave,
    Realmente otros Estados deberían intervenir para detener esto y/ o tomar cartas en el asunto
    porque llegara un momento en que la gente dejara de ser pacifista frente a tanta violencia y atropello. Son riesgos que no se pueden correr . Las respuestas del ser humano frente a esta impotencia de ver como todo desbarranca y no poder hacer nada pueden ser muy graves.
    Hoy me he llevado los dos poemas
    que verdaderamente son "gritos" (ambos)
    para de alguna pequeñísima forma solidarizarnos con lo que esta aconteciendo en Colombia.. Dos entradas y dos poetas enormes que nos dejan desde la poesia la necesidad de luchar por la defensa de los derechos que son nuestros y no dejarnos vencer por los corruptos.

    https://eli59elgristambienexiste.blogspot.com/
    En este espacio comparto a diario entradas de otros blogueros y hoy quise reunirte con Carlos Augusto Pereyra Martinez
    No hace falta que te explique las razones.
    Poéticamente como lo digo por alli..me saco el sombrero con ambos
    Por lo demás..mi abrazo enorme y solidario para con ustedes y toda la gente de bien .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada eli, gracias por venir y solidarizarte con el pueblo colombiano que hoy lucha contra la barbarie como en s momento lo hizo tu pueblo contra la dictadura de Videla en donde se secuestró, desapareció, torturó y asesinó a tantos y tantos argentinos cuyo único delito fue alzar su voz para una Argentina en paz con justicia social. Eso mismo, exactamente eso mismo, quieren los colombianos que hoy ponen sus vidas en peligro para lograr los cambios que la oligarquía narco-terrorista no quiere entender que son necesarios. Si, eli, Colombia vive el horror del fascismo, es el horror que sentí hace 30 años cuando fui objeto de un intento de asesinato, previo seguimientos y hostigamientos de las fuerzas represoras del Estado colombiano. Hoy el escenario es ese mismo que en su época se mostraba en una película de tu país que tenía o tiene por titulo "La noche de los lápices".'
      Eli, gracias a ti por solidarizarte con nuestro pueblo, por haber reproducido nuestro grito de rebeldía, de lucha, en tu nuevo blog.
      Fuerte abrazo para ti y para todos los hermanos argentinos.

      Eliminar
  3. Buen día don Gustavo.Muchas gracias por compartir sus escritos y de saber que tenemos en el exterior a una persona cómo UD éste viendo y apoyando con sus comentarios a nuestra Colombia, especialmente a nuestra Cali con los abusos de parte de nuestro gobierno.Muchas gracias y que con su publicación sean muchos los que despertemos.🇨🇴🇨🇴🇨🇴👏👏👏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tu comentario; es mi deber, desde mi conciencia, apoyar a quienes durante tantos días han desafiado la indolencia de un régimen fascista que no ve el daño que le está causando a todo el país con su miopía oligárquica y narco-terrorista.
      Desde Europa estamos siguiendo con mucha atención lo que está pasando en Colombia y desde diferentes sectores sociales, políticos, del mundo de la cultura, se está alzando la voz para desnudar al régimen genocida de Uribe-Duque.
      Ojalá el pueblo colombiano se instruya más, busque en la historia las huellas de las tantas guerras civiles que han asolado a esta patria boba en la que aún no ha cesado la horrible noche. Cuando los colombianos dejen de escuchar a Caracol, RCN, cuando dejen de leer a Semana y todos esos medios de manipulación en manos de los capitalistas que se favorecen con la leyes y reformas de su gobierno, entonces, solo entonces, comenzarán a ver la verdad y a no creer más en los cuentos del "Castro chavismo" y tantas patrañas de la ultraderecha encabezada por Álvaro Uribe Vélez (Matarife) y su Centro demoniaco.'
      Recibe mi abrazo. ¡Colombia resiste!

      Eliminar
  4. O POVO UNIDO JAMAIS SERÁ VENCIDO!!!

    O POEMA É UMA ARMA!!! JUNTO MINHA VOZ À TUA!

    O peito apertado
    O punho cerrado
    O choro contido
    O corpo oprimido
    O sorriso rasgado
    O medo abafado
    O tempo perdido
    O futuro anulado
    O presente vencido
    A angústia velada
    A vida adiada
    A palavra interdita

    Esquece o teu espanto
    Liberta o teu canto

    GRITA!...

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Muito obrigado por suas palavras e solidariedade para com o povo colombiano.
    um abraço forte.

    ResponderEliminar
  6. Hola Gustavo. Vengo del blog de Eli y sigo su recomendación de pasar por este tu lugar. Es terrible todo lo que pasa en tu país y quiero que sepas que en España y en particular mi persona, lo siento de veras. Para estas cuestiones, soy muy parca en palabras, pero si muy sincera, por lo que quiero que sepas que somos muchos a los que nos duele vuestro dolor.
    Saludos y seguimos la causa desde aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga, bienvenida a Contrastes y me alegro mucho que hayas encontrado este lugar de la cultura a través del blog de mi estimada Poeta eli.
      Gracias por tu solidaridad y gracias al pueblo español por estar con todos nosotros en estas horas de lucha, de resistencia y de denuncia de la barbarie asesina de un régimen dictatorial como el del presidente Iván Duque y el narcoterrorista expresidente Álvaro Uribe.
      Amiga, bienvenida siempre a Contrastes.

      Eliminar
  7. Me gusta lo que escribes eres auténtico
    No es fácil vivir a solas con la soledad
    Un abrazo desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomenzar, gracias por su visita y comentario; realmente no sé de qué soledad habla usted. Me da la impresión que usted no leyó el contenido de esta edición de Contrastes.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Gustavo que decirte más que toda la solidaridad para Colombia que está sufriendo los efectos de la barbarie de los déspotas mal nacidos que con sus armas quieren doblegar a todo un Pueblo. Nuestra Patria Argentina ha sufrido los embates de las dictaduras y es por eso que tanto podemos entender todo lo que se siente, lamentablemente en Latinoamérica parece que nada cambia.
    Un abrazo enorme querido amigo y Fuerza Colombia!!!!!

    REM

    ResponderEliminar
  9. Amiga Rembrandt, gracias en nombre del pueblo colombiano por tu solidaridad que yo sé es, tambien, la del querido pueblo argentino.
    Te envío mi abrazo.

    ResponderEliminar